El Botànic bate récord en su staff: 140 altos cargos y 116 eventuales

Vicent Soler y Mónica Oltra durante la presentación de los presupuestos de 2020

Vicent Soler y Mónica Oltra durante la presentación de los presupuestos de 2020

Los presupuestos para 2021 incluyen un nuevo incremento de asesores y cargos de libre designación, que aumentan en casi cien más que en el primer año del pacto de izquierdas

Los presupuestos para el próximo ejercicio, que ascienden a 25.627 millones de euros, son los más expansivos, incluído lo que respecta al número de altos cargos y personal de confianza, donde se baten todos los récords. El Ejecutivo de Ximo Puig arrancó su primer mandato con un discurso de contención del gasto público. Poco a poco el compromiso de austeridad ha pasado a transformarse, sin complejos. La última muestra son las cuentas para 2021 que fueron aprobadas por el Gobierno valenciano el viernes pasado.

El proyecto incluye la organización administrativa. Una comparativa con el organigrama de 2016 resulta de los más llamativo e ilustrativo. El Ejecutivo de Puig cuenta con 14o altos cargos y 116 empleados eventuales. O lo que es lo mismo, casi cien más que en el primer año del pacto de izquierdas. A eso hay que añadir que con la incorporación de Podemos al Ejecutivo, se amplió con una vicepresidencia y otra conselleria más para dar cobijo a los nuevos socios del PSPV-PSOE y Compromís, los que provienen de Unidas Podemos.

Puig cree "necesario" el aumento de asesores

Puig argumenta que el crecimiento del personal de libre designación es ahora necesario, al tiempo que relativiza su coste en un presupuesto que supera los 25.000 millones. Un argumento muy similiar usaron sus antecesores, Eduardo Zaplana o Francisco Camps. Entonces el PSPV en la oposición montaba en cólera por la política de "enchufismo" y "dispendio".

Debates del pasado al margen, a día de hoy es innegable que el Gobienro del Botànic ha hecho historia por el número de "políticos" contratados. Un récord que se está batiendo año tras año. En el primer cuadro está la configuración prevista por el Botànic, y en el inferior se incluye el organigrama de 2016, cuando se cumplia el primer año de mandato de Puig. 

 

Los grupos parlamentarios -con la excepción de Vox- llegaron a un acuerdo para la "reconstrccuíon" de  la Comunitat por la crisis de la covid. Ello, en teoría, abría una ventana a un acuerdo sobre los presupuestos. Sin embargo, Compromís y Podemos no parecem estar por la labor a un acuerdo en los números con Ciudadanos y PP.

Bonig lo considera "una vergüenza"

Los populares han dado el primer aviso contra el proyecto de presupuestos presentado el viernes por el conseller de Hacienda.  La jefa de la oposición, Isabel Bonig, considera una "vergüenza" que el Gobierno de Puig  haya aumentado un 40% los altos cargos y asesores respecto a su primer  presupuesto.

La dirigente popular denuncia que el año que viene aumenta el sector público valenciano 247 millones de euros, “más que el presupuesto”. “Además es un presupuesto que lo fía todo a la deuda y a los fondos europeos. Puig dice que solo recibiremos 600 millones de euros el próximo año, y a eso se fía como tabla de salvación. Queda muy lejos de los 21.000 millones que dijo”, ha señalado.

La conselleria número 13 “es la Conselleria de la deuda”. “El Consell de Puig se va a endeudar en 7.800 millones de euros, y por tanto nos va a endeudar a todos los valencianos. Antes hablaban de las personas y decían que la deuda era ilegítima. ¿Y ahora?”, ha preguntado. “Además, se mantiene la partida de ingresos ficticios y pasan de 1.325 millones de euros a 1.336 millones. Son 11 millones de euros más pero como ha pasado todos los años esos millones no van a venir y acabarán convirtiéndose año tras año en recortes”.

La presidenta regional de los populares rebate el mensaje de que las cuentas de 2021 son las más sociales de la historia. El peso del presupuesto de Sanidad pasa del 29,6% de 2020 al 29,4% en 2021, por lo que baja un 0'2%. Además, subraya que el presupuesto cerrado de 2019 dice que Sanidad gastó ese año 7.511 millones de euros “y para el de 2021, con la segunda oleada Covid en marcha, con los problemas de atención primaria, listas de espera y MIR hay 7.530 millones de euros. Con una pandemia mundial el Gobierno de Puig solo ha subido 19 millones de euros para sanidad. Es una vergüenza y lo hacen quienes hablaban de rescatar derechos”, ha criticado.

“Lo gastado en sanidad de enero a septiembre de este año está contabilizado en 7.696 millones de euros. Es sorprendente que sea más lo que llevan gastado en lo que llevamos de año que todo el presupuesto previsto para 2021, cuando es evidente que la pandemia del Covid aún no ha llegado a su fin”.

Estocada a los autónomos y pymes

Bonig ha hablado de una “estocada a autónomos, pymes y política industrial”. “Este año había 34 millones para política industrial, quitaron 27 para dárselo a autónomos y dijeron que los recuperarían el próximo año, pero no lo hacen. En cambio, desde que Gobierna Puig, el sector público valenciano se ha incrementado en 724 millones. Mientras crecen las colas del hambre Puig aumenta los chiringuitos y los amigos y se deja fuera a dos de cada tres autónomos”.

Pese su crítica, Bonig ya ha indicado que vuelve a tender la mano a Puig  para unos presupuestos  que “deben ser fundamentales para salvar vidas”. La presidenta del PPCV ha anunciado que su grupo parlamentario ya está trabajando en las enmiendas “sensatas y realistas” que van a presentar a las cuentas y ha afirmado que no van a tolerar el crecimiento de chiringuitos. “Lo primero son las personas, cuidar de su salud y reactivar la economía”, ha concluido.  

Comenta esta noticia
Update CMP