Compromís devuelve la jugada a Cs y cierra dos nuevos pactos locales con el PSPV

El pacto con el PSOE asegura al alcalde de APIM-Compromís en Manises un mandato más tranquilo

El pacto con el PSOE asegura al alcalde de APIM-Compromís en Manises un mandato más tranquilo

El partido de Ximo Puig asienta dos alcaldías emblemáticas de la coalición compromisaria que se estaban viendo comprometidas

Ciudadanos entró en el equipo de gobierno de Torrent en pleno estado de alarma y le aportó los votos que necesitaba el alcalde, el socialista Jesús Ros, bastante distanciado desde el pasado mandato de Compromís, para consolidar su mandato. De esta forma ya dispone de la mayoría necesaria para sacar adelante cuestiones fundamentales como los presupuestos municipales.

Fue el primer acuerdo local entre ambas formaciones en esta nueva etapa de Cuidadanos. El segundo llegó poco después, cuando el pasado 15 de junio Cs y PSPV sellaron otro pacto puntual, que adelantó EsdiarioCV. En este caso fue en Moncada y permitió que la alcaldesa socialista, Amparo Orts, pudiera sacar adelante los presupuestos, en los que Ciudadanos logró incluir más de un millón de euros para medidas de recuperación contra la pandemia. De nuevo Compromís, más cercano al PSPV en el anterior mandato, volvió a quedar descolocado y le comía terreno el partido que preside Inés Arrimadas.

No obstante, la reacción de la coalición compromisaria no se ha hecho esperar, y en apenas dos semanas ha cerrado sendos acuerdos que le permiten asentar dos de sus principales alcaldías. Primero lo hizo en Tavernes de la Valldigna, donde no disponía de la mayoría absoluta del pasado. Para ello pulió sus diferencias con el PSPV-PSOE y las asambleas de ambos partidos respaldaron un pacto rubricado el pasado 19 de junio. De esta forma, el alcalde, Sergi González, asentaba su vara de mando sobre la base sólida que le proporcionaba la suma de sus ocho concejales y los dos socialistas.

Y este jueves 2 de julio, apenas dos semanas después, en Manises ha ocurrido un hecho similar. El actual primer edil, Jesús Borrás, que primero fue independiente y después ha encabezado la coalición APIM-Compromís, ha conseguido que el PSPV se integre finalmente en su gobierno y le ha cedido delegaciones como Hacienda y Promoción Económica. En el grupo socialista, que viene de una etapa convulsa con desavenencias internas, se encuentra la diputada provincial Pilar Molina.

AMP-Compromís no entregará, en principio, la alcaldía, y logra, con este acuerdo, añadir a su equipo a los cuatro ediles socialistas, que se unen a los dos de Podem que ya le respaldaban. Entre los tres partidos suman 12, frente a los 5 del PP, tres de Ciudadanos y uno de Vox.

Por tanto, después de dos pactos locales de Ciudadanos con el PSPV que dejaban fuera a Compromís, socio preferente de socialistas en Botànic y Rialto, la coalición compromisaria ha devuelto la jugada de la forma que más le convenía, cimentando dos de sus alcaldías más emblemáticas gracias al apoyo de concejales del PSOE. En ambos casos superan discrepancias del pasado que les han mantenido distanciados el primer año de mandato.

 

Comenta esta noticia