23 de agosto de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La red ajusta cuentas con Risto por olvidarse de los "pecados" de Messi

D10s y el antirristo. El mensaje con el que Risto acompañó la instantánea.

D10s y el antirristo. El mensaje con el que Risto acompañó la instantánea.

La foto del presentador junto al futbolista horas antes de que declarara por supuesto fraude fiscal encendió los ánimos de muchos seguidores que denuncian el doble rasero del "antirristo".

Últimamente parece que las redes las carga el diablo porque hasta lo que parecía un divertido encuentro fortuito entre el jugador del FC Barcelona, Leo Messi, y el polémico presentador de televisión Risto Mejide ha terminado en un altercado en Twitter entre los seguidores de uno y otro por la fotografía de marras. 

La fama de justiciero de la corrupción que Risto se ha ganado a costa de sus artículos de opinión publicados en El Periódico ha tenido la culpa y es que, según sus detractores, no se puede ir por ahí criticando eso de que "la evasión y el fraude fiscal alcanzan cotas de PIB de ciudad estado" en nuestro país y luego fotografiarse con un presunto defraudador sin que te saquen cantares. 

 

La foto en cuestión de la tomó el publicista el pasado miércoles en el Casanova Beach Club de Castelldefels horas antes de que el jugador argentino y su padre tuvieran que rendir cuentas ante el juez por su dudosa actividad fiscal. Haciendo un juego de palabras digno de ese humor que solo entienden unos pocos, Risto colocó el siguiente mensaje en la instantánea: "D10S y el antirristo".

Suficiente para encender la mecha y tener que lidiar con comentarios de todo tipo mientras en el juzgado su "Dios" declaraba que el "se dedicaba a jugar al fútbol" mientras el fraude lo cometían otros. 

"Firmaba donde me decían porque confío en mi papá y nunca se me pasó por la cabeza que me pudiera engañar", "nunca me interesé en estos temas, así que no sabía que se estaba incumpliendo la ley", añadió el futbolista delante de un padre que entiende "lo mismo de leyes que de chino básico", según le confesó al juez. 

Con este panorama en el banquillo, el "Dios" Messi pierde adeptos a raudales aunque no sea entre los más fieles al presentador que siguen defiendo su inocencia en mensajes con más humor que verdad. En la calle el clamor es otro. A su llegada a los juzgados, el jugador del FC Barcelona ha lidiado con aplausos y consignas, como "vete a jugar a Panamá, ladrón", a partes iguales

 

Comenta esta noticia
Update CMP