14 de diciembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El brutal artículo de Ussía contra la mujer del "gorrón" Pedro Sánchez

El articulista se inspira en la presencia de Begoña Gómez en la manifestación del 8-M para recordarle el ritmo de vida que ambos llevan a costa del erario público y los enchufes.

El escritor y articulista de La Razón  Alfonso Ussía ha saludado a la esposa del líder del PSOE, Begoña Gómez, con una tremenda columna en su periódico en la que repasa su trayectoria y la de su marido, Pedro Sánchez, con una contundencia e ironías poco frecuentes.

La inspiración, esta vez, le ha venido de la presencia de Gómez en la manifestación del 8-M, donde se la vio junto a la vicepresidenta Carmen Calvo dando palmas y coreando consignas contra el PP, tal y como recogía un vídeo que se ha hecho viral por desvelar la politización de una jornada que, decían, no debía tener banderas partidistas.

 

Para empezar, Ussía dice sentir envidia del ritmo de vida de la Primera Dama, con un párrafo demoledor: "Quiero, deseo y reivindico ser como ella. Dar saltitos y corear mensajes histéricos contra unos partidos políticos que representan a millones de españoles. Y hacerlo siendo aún la mujer del presidente del Gobierno. Quiero que mis gastos personales sean considerados secreto oficial", explica en referencia a la irregularidad, destapada por ESdiario, de proteger los gastos de sus viajes como material clasificado sin serlo.

Y prosigue con el uso de recursos públicos para asuntos privados: "Ya no tengo hermanos casaderos, pero sí sobrinos, y reivindico mi derecho de igualdad, y acudir a las bodas de mis jóvenes parientes en avión oficial, helicóptero y que me aguarde en el aeropuerto o helipuerto de turno una comitiva de coches oficiales conducidos por conductores que pagan los ciudadanos y con motoristas de la Guardia Civil de Tráfico abriendo camino en la carretera".

Quiero dar saltitos y corear mensajes histéricos contra unos partidos políticos. Y hacerlo siendo aún la mujer del presidente. Quiero que mis gastos personales sean secreto oficial"

También hace referencia a su fichaje, nada más aterrizar Sánchez en La Moncloa, como directiva de una entidad privada, el Instituto de Empresa: "Deseo ser contratado por una influyente y potente empresa privada, con un sueldo excepcional, sin obligaciones laborales ni preparación para desempeñar mi supuesta colaboración a cambio de una promesa de favorecer la adquisición de unos inmuebles públicos. Conozco a una buena parte de los exdirectivos y directivos de la citada empresa privada y casi todos ellos han sido políticos del Partido Popular, y votantes de las machistas de derechas denunciados con gritos y saltitos por la consorte de Sánchez. Si se cobra por no dar con un palo al agua, al menos, sean respetados los que pagan su sueldo".

Para terminar el periodista con un epílogo brutal contra la pareja: "Sufro por no poder disfrutar del encanto de la clamorosa contradicción, de la sinvergonzonería conceptual y hasta metafórica de quien todo lo tiene por vivir al lado de un gorrón público y se permite el desahogo de insultar a las mujeres trabajadoras que optan por el derecho a trabajar y el silencio respetuoso ante una huelga".

 

Con este remate: "En esa manifestación de Madrid, tanto ella como la vicepresidenta ignorante y las ministras y ministros del Gobierno, sobraban. Dieron un espectáculo penoso, y la que más gritaba, la que más coreaba los insultos y la que procedía a dar más saltitos traviesos y ridículos, fue ella. Y curiosamente, a ninguna de las mujeres que se manifestaron se le ocurrió decirle que la igualdad de ella con el resto de las mujeres es una lacerante fantasía. Porque la mujer feminazi española, que defiende a los yihadistas y detesta a los hebreos, tiene una empanada mental como la ensaimada capilar de Iñaki Anasagasti. Ella no tenía nada que hacer allí, pero allí estaba, porque se sabe propietaria de nuestro destino. Por estar casada con un hombre, no lo olvidemos".

Comenta esta noticia
Update CMP