Luis Barcala: “El faro no se toca y seguirá iluminando las noches alicantinas”

Luis Barcala, alcalde de Alicante, sobre una imagen del Faro del Cabo de las Huertas / Montaje fotográfico: O. Avellán

Luis Barcala, alcalde de Alicante, sobre una imagen del Faro del Cabo de las Huertas / Montaje fotográfico: O. Avellán

El alcalde de Alicante defiende la rehabilitación del paraje del faro del Cabo de las Huertas porque “va a seguir intacto y con el mismo uso de señal marítima” y se abrirá a visitas guiadas

“Quiero dejar bien claro una cosa: El faro no se toca”. Así comienza un vídeo publicado por el alcalde de Alicante, Luis Barcala, en sus redes sociales. Barcala defiende el proyecto de rehabilitación del entorno del Faro en el Cabo de las Huertas aprobado por la Autoridad Portuaria (dependiente del Gobierno de España), donde está prevista la instalación de un restaurante con vistas exclusivas. El primer edil ha explicado que “el faro va a seguir intacto, con el mismo uso de señal marítima que tiene la actualidad, y en las noches alicantina seguiremos viendo al faro iluminarse”.

¿Qué se va a hacer en el Faro?

El alcalde informa en ese vídeo que “no se va a hacer nada en el faro, lo que se va a hacer es en rehabilitar y dar uso a unos edificios abandonados de una vivienda, un garaje y un almacén que están en el recinto, y se va a rehabilitar el camino de acceso”, e insiste en que “en ningún caso se va a tocar la torre del faro”. Luis Barcala ha matizado que el faro y el resto del terreno que contienen la flora propia de ese espacio continuarán bajo tutela pública.

Sobre la utilidad que se le dará a esas instalaciones que están en desuso y abandonadas, el primer edil alicantino ha matizado que “el proyecto que se va a hacer en esa vivienda, en ese garaje y ese almacén situados cerca del faro es un restaurante”.

En referencia a las críticas recibidas por los partidos de la oposición –PSOE, Compromís y Podemos- sobre el consentimiento del equipo de gobierno a este proyecto, Barcala se ha preguntado si “eso es tan terrible o si implica un atentado contra el faro”, a lo que ha explicado de manera contundente que “no, en absoluto. Porque el faro no se toca, y además el proyecto que se va a hacer va a poner en valor toda la zona y a permitir que se abra gratuitamente a todos los alicantinos su acceso”.

Visitas a un entorno único

En el proyecto se incluye la recuperación del entorno para facilitar las visitas guiadas de manera gratuita, con personal cualificado y mediante reserva online. Los ciudadanos podrán visitar las edificaciones exteriores del faro y conocer toda su historia, desde su construcción en 1856, así como los refugios y la antigua cantera que hay en ese paraje. A esto, el alcalde añade que “se dotará de mayor seguridad al entorno con un vallado de madera para evitar el vandalismo actual, y habrá un nuevo jardín botánico, con la fauna autóctona de Alicante que se podrá visitar gratuitamente y permitirá conocer todos los detalles de cada una de las especies”. Además, en la rehabilitación de la zona se prevé la instalación de atriles de madera con imágenes y descripción de la fauna marina de la zona “como tienen todos los centros de interpretación, algo que en estos momentos no tenemos”, ha señalado Barcala.

El alcalde alicantino ha insistido que con este proyecto “ganamos todos, porque ponemos en valor un espacio inaccesible que estaba abandonado, y por qué lo abrimos a todos los ciudadanos que podrán disfrutarlo gratuitamente”.

Añade que se garantiza el mantenimiento y se dota a la zona de una mayor seguridad “porque ponemos en marcha un proyecto singular que creará decenas de puestos de trabajo y sumará otro atractivo más para la ciudad de Alicante, y todo esto sin coste alguno para los alicantinos”.

Barcala concluye su mensaje insistiendo remarcando que “el faro no se toca el faro, porque es de todos y al faro iremos todos”.

Comenta esta noticia