19 de julio de 2019 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Kiko Hernández remata a Mónica Hoyos aireando el pasado que intenta ocultar

No tiene nada de malo pero puesto que se ha empeñado en soltar graves acusaciones contra Miriam Saavedra le han salido enemigos con muy buenos contactos y mejores documentos exclusivos.



Cuanto más se empeña ella en vender un pasado profesional que no es tal, más se empeñan sus detractores en resaltar sus mentiras. Y el último en sumarse al destape colectivo de Mónica Hoyos ha sido Kiko Hernández desde su blog, donde asegura que “estoy cansado del papelón infumable que pretende vendernos esta mujer. Ese por el que actúa como si se tratase de una señora de la alta sociedad con impecable pasado, que tiene la desdicha de tratar con chusma como Miriam Saavedra”.

Argumenta el colaborador de Sálvame que “tenemos memoria” y para los que no la tengan lanza un pequeño recordatorio en forma de fotos y aseveraciones contra la concursante de GH VIP 6.

Se queja Hernández de que desde el comienzo de la relación entre Miriam y Carlos Lozano, Hoyos ha intentado hundir en el lodo a Saavedra con gravísimas acusaciones sobre su oscuro pasado: “Un cuento que sigue sacando a relucir un día sí y otro también en la Casa de Guadalix. A la primera de cambio, Mónica amenaza con desvelar a la audiencia aquello a lo que supuestamente Miriam se dedicaba en Perú mientras advierte que puede hacer que la echen del país”.

Más aún, recuerda un Kiko harto: “Siempre ha recalcado de manera despectiva que Miriam ejerciera de 'anfitriona' en su país de origen utilizando una connotación negativa en ser una azafata de imagen en eventos. Información que Mónica Hoyos adornaba con que estas chicas, normalmente, van poco vestidas o casi sin vestir”.

Pues bien, el colaborador de Telecinco ha logrado conseguir imágenes que ahora muestra en exclusiva y adquieren una relevancia especial tras escuchar las acusaciones de Mónica contra Miriam: “Imágenes en las que podemos ver a Hoyos haciendo una aparición estelar en otra cadena, vistiendo nada más que un corsé, unas bragas, unos tacones y un liguero. Recatado atuendo con el que, acto seguido, hacía un numerito erótico festivo con una silla… O también, cuando apareció de caperucita sexy con un escotado disfraz y una falda con el que mostraba el trasero mientras se meneaba de forma picarona frente a la cámara…”.

También recuerda que “desde 1997 a 2007 protagonizó tres portadas de Interviú. Las dos primeras se trataron de un posado sexy. En la segunda, mucho menos vestida, únicamente acompañada por cadenas, cuerdas y pequeños trozos de tela a modo de pezoneras. Pero, en la tercera, Mónica Hoyos aparecía directamente en topless en la playa en un amplio reportaje que, en un primer momento, intentó hacernos creer que se trataba de imágenes robadas en vez de un posado pactado…”.

Matiza Kiko Hernández antes de terminar que claramente no hay nada malo en todo esto pero añade que “no queda más remedio que refrescar la memoria del espectador cuando Mónica Hoyos parece haber olvidado por completo su pasado adornándolo de manera absurda y totalmente inverosímil”.

Comenta esta noticia
Update CMP