06 de diciembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El paro baja a Sánchez de “su” cumbre climática

Mientras el presidente anda “preocupado” con el cambio climático, seguimos a la cabeza europea del desempleo juvenil, que con una tasa del 32% desincentiva a los jóvenes por completo.

El número de parados subió en 20.500 personas el pasado mes de noviembre, el peor dato de los últimos tres años, y deja la cifra total de parados otra vez en torno a los 3,2 millones, una losa que no parece preocupar en absoluto al PSOE. La subida del paro confirma la acusada ralentización en el ritmo del descenso del paro iniciada con la nefasta moción de censura, y aunque afecta al 14,2% de la población activa, es una cifra insostenible si miramos a los menores de 30 años, pues ahí la tasa es de prácticamente 1 de cada 3 en paro.

En los últimos doce meses, el paro apenas ha descendido en 55.000 personas. El año pasado, por estas fechas, el paro bajaba en 220.000 personas en los mismos términos. Y eso a pesar de ser el peor año del lustro, puesto que, en los cuatro años anteriores, los descensos del paro se mantuvieron siempre por encima de las 300.000 personas.

La subida del paro en noviembre supone además el cuarto mes consecutivo con incrementos del desempleo. Y contrasta con la ligera caída registrada un año atrás, cuando el desempleo cayó en noviembre en unas 2.000 personas.

Los contratos indefinidos también siguen en descenso con una caída del 5,5% con relación al mismo mes del año anterior, lo que devuelve la preocupación sobre la contratación indefinida, que tras un trimestre titubeante, se hunde de nuevo un 13% el pasado mes.

Un mal dato que se confirma en cuanto a las prestaciones por desempleo, en este caso correspondientes al mes de octubre, cuando el gasto creció un 14,5%, hasta rondar los 1.640 millones en octubre, ofreciendo cobertura al 62,4% de todos los parados, que cuentan así con alguna ayuda, el 9,2% más que el año anterior.

Las penurias se mantienen si hablamos de la afiliación media a la Seguridad Social, dato ofrecido también por el ministerio de Trabajo, y que refleja un descenso en el número de ocupados de 53.000 personas el pasado mes de noviembre. Se trata del peor noviembre en seis años.

El único reducto de este drama se da en el empleo público,  que crece a un ritmo del 3,3% en octubre, con 83.000 nuevos empleados, una tasa que casi se duplica en la Administración estatal, donde el número de ocupados crece un 6%; si bien en términos brutos el mayor incremento se produce en los entes autonómicos, con 60.000 nuevos empleados, según los datos del inventario de entes de administraciones públicas por actividad económica, que arroja un total de 2,55 millones de ocupados. Prebendas de un año con 4 procesos electorales claro...

Comenta esta noticia
Update CMP