25 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El diario monárquico atiza a don Juan Carlos por un detalle de su "fuga"

El Rey Juan Carlos, con uno de los jeques amigos

El Rey Juan Carlos, con uno de los jeques amigos

La elección de los Emiratos Árabes como destino provisional del Emérito no gusta a casi nadie. Incluso el periódico de referencia de la Corona se escama y lanza un duro aviso.

Ni República Dominicana ni Portugal ni Sanxenso, en Galicia. Ninguno de los tres destinos más comentados como hogar provisional de Juan Carlos I fue el elegido cuando, a principios de agosto, decidió marcharse de España provisionalmente, presionado por Felipe VI y obligado probablemente por Pedro Sánchez.

El lugar elegido no puede ser más polémico, uno de los siete Emiratos Árabes, con seguridad Abu Dabi, cuna de algunos de los problemas judiciales que están poniendo un duro epílogo a su larga trayectoria plagada de fervor popular y reconocimientos. Y eso ha provocado que hasta sus más tradicionales defensores o portavoces se hayan llevado las manos a la cabeza.

Es el caso de Abc, el diario monárquico por antonomasia, defensor y altavoz habitual de la Corona. Uno de sus principales jefes en la redacción, Agustín Pery, ha puesto la proa al Rey Emérito con un largo y crítico artículo que no dejará indiferente a la Casa Real.

 

"De todos los lugares posibles para exiliarse, Juan Carlos I ha escogido el peor. Los republicanos acérrimos hablarán de una jaula de oro para el Borbón. Quienes somos monárquicos por formación y convicción preferimos denominarlo torre de marfil", introduce el subdirector del periódico.

Y prosigue, sin piedad pero con sorna: "Hacer lo que le venga en gana es cosa de billeteras repletas pero en ningún caso de un miembro de la Familia Real, obligada por el plus de la ejemplaridad. En Abu Dabi podrá evitar una foto hamaquera, mucho más fácil de obtener si hubiera encontrado cobijo en Dominicana, pero para un Rey que está siendo mediática y socialmente juzgado por el dinero recibido y escamoteado a Hacienda desde esas latitudes es un despropósito que sea el destino escogido".

Para añadir una sugerencia de lo que, a su juicio, debería haber hecho don Juan Carlos: "Debió salir de La Zarzuela, no del país, pero una vez cometido el error, perseverar en él tiene mucho de provocación. ¿Nadie le aconseja? Peor, ¿no atiende a recomendaciones? Parece que no. Tremendo error de quien tantos y tan valiosos servicios ha rendido al país".

Con un epílogo inquietante: "Es uno de los pilares básicos de nuestra democracia. Cabe exigirle que no sea ahora el principal aliado de quienes se empecinan en derruirla (...). Don Juan Carlos con su magnífico desempeño logró que muchos republicanos se sintieran cómodos entrecomillando eso de «no soy monárquico pero sí juancarlista». Que su hijo reine en España de manera tan brillante nos da esperanza. Al menos de que podamos seguir afirmando que somos monárquicos a pesar de Don Juan Carlos".

 

"En un hotel a cal y canto" donde "llegó en helicóptero"

Por otra parte, en El programa del verano de Telecinco, el periodista freelance Antonio Pelegrín, que vive y trabaja en Emiratos Árabes Unidos, ha ofrecido algunos detalles sobre la presencia de don Juan Carlos en aquel país: “Sabemos que llegó, en qué aeropuerto aterrizó, que se desplazó en helicóptero hasta el helipuerto del hotel, Emirates Palace, incluso sabemos de un español amigo que vive ahí hace tiempo, se presentó en el hotel y han estado hablando en el hotel”.

Pelegrín llamó al citado hotel y no le pudieron confirmar si es allí donde se ha instalado el Emérito: "nos dijeron que no nos podían decir nada. Esto no lo sabemos, no hemos podido ver al rey porque el hotel es muy lujoso, está cerrado a cal y canto, la seguridad y la intimidad de las personas es total”

Comenta esta noticia