24 de mayo de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La micromovilidad sigue sumando operadores

Ride Conga es una de las últimas empresas que se han lanzado a la aventura de solucionar la movilidad urbana en Madrid con patinetes. Ford y Seat también se han lanzado a ofrecerlos.

La moda del patinete eléctrico sigue en auge. En las grandes ciudades cada vez son más los usuarios que echan mano de este método para el transporte urbano, que se suma a las bicicletas eléctricas, y que conforma una flota alternativa de alquiler que no imaginábamos hace apenas un par de años. Los ayuntamientos están viendo todavía como van a regular esta nueva realidad de la micromovilidad

Los patinetes permiten a las ciudades ofrecer una solución de último tramo a sus residentes de manera relativamente asequible. Con su facilidad de uso y gracias a la energía eléctrica, también pueden ayudar a reducir la congestión del tráfico urbano, los problemas de estacionamiento y la contaminación. Es por ello que diversas marcas de automoción han movido ficha y están comprando empresas especializadas en este ámbito. Ford se ha decantado por la americana Spin, mientras que Seat ha llegado a un acuerdo con Segway para su eXS. Pretenden estar en más de 100 ciudades antes de 2020.

 

En Madrid acaba de aterrizar Ride Conga, una empresa española fundada por dos jóvenes con ganas de mejorar la calidad de vida de los madrileños que tiene una serie de características diferenciales respecto a la competencia: no cobra nada al empezar el viaje, deja reservar sus patinetes con antelación y además apuestan por una gran iniciativa ecológica: por cada diez viajes que se realicen, se plantará un árbol.

La tecnología de Ride Conga es 100% española y empieza con un total de 20 patinetes, que es el límite máximo permitido por el Ayuntamiento de Madrid hasta que se autoricen los siguientes a mediados del mes de noviembre. El problema, que deberán luchar contra los gigantes de Uber y Cabify, ambos también compitiendo en este ámbito con Lime y Movo respectivamente. El negocio de Mobility as a Service (MaaS) es una tarta muy jugosa.

 

La idea de negocio les surgió a los fundadores, Salvador Riestra y Borja López, cuando viajaron a Venice Beach y observaron la cantidad de gente que usaba este método de transporte limpio para desplazarse. Una vez superada la primera ronda de financiación, Ride Conga actualmente está finalizando la segunda para poder expandirse a más ciudades del resto de Europa en los próximos meses.

Comenta esta noticia
Update CMP