El coche de Froilán "atropella" a Echenique y le echa a la cuneta de Twitter

Echenique, maravillado con el coche de Froilán

Echenique, maravillado con el coche de Froilán

El portavoz de Podemos se pone gallo con el coste del vehículo, carga contra don Juan Carlos y la realidad le pasa por encima con extrema crueldad.

 

 

 

El sobrino más iconoclasta del Rey Felipe, Froilán, acaba de comprarse un coche de alta gama, de marca alemana, color rojo y ciertamente resultón. Nada que tenga que ver con nadie, salvo con él mismo y sus padres... salvo que seas el portavoz de Podemos en el Congreso, te llames Pablo Echenique y veas en ese asunto personal una cuestión de Estado con la que reanudar la incesante campaña del partido contra la Monarquía.

Se entiende mejor esto viendo el mensaje que el inefable político hispanoargentino colgó en Twitter nada más trascender la "noticia", echando espumarajos por la boca y olvidándose de que, aunque siga hablando como un antisistema, él y su formación están ahora a la cabeza del sistema como partido de Gobierno que son:

 

 

Aparte de que el mensaje de Echenique es denunciable, pues encierra una potencial calumnia contra Don Juan Carlos acusándole de un delito del que ni siquiera está imputado, sorprende que el dirigente morado apele al Salario Mínimo como referencia de nada, teniendo en cuenta que la cúpula de Podemos ha ido quitándose todos los límites retributivos que se puso al principio para podres cobrar la máxima pasta posible. Y claro, se lo recuerdan:

 

 

Abierta la caja de Pandora sobre los emolumentos y vidas suntuosas que llevan algunos en España, no podían faltarle a Echenique las réplicas sísmicas que hacen referencia a las suyas, desde una evidencia incontestable: desde que empezaron a acumular cargos públicos y llegaron al poder; la vida de la gente corriente no ha hecho más que empeorar, pero la suya no ha dejado de mejorar a un ritmo más parecido al del Froilán que al de un vecino de Vallecas:

 

 

Y si ya es dudoso que la élite de Podemos se pueda poner a criticar las ganancias y lujos de nadie, viviendo como viven sus dos principales dirigentes, resulta definitivamente imposible que se ponga a dar lecciones de ética y de estética alguien que fue pillado y condenado pagando en B y sin dar de alta a su propio cuidador:

 

 

Dice el aforismo que en boca cerrada no entran moscas. Pero a Echenique, criado en Argentina, quizá no le suenen esos dichos tradicionales españoles. Y claro, saca a paseo la lengua con soltura sin prever las consecuencias.

Comenta esta noticia