25 de septiembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Sepia guisada con tomate

Cuando se guisa la sepia con los ingredientes apropiados puedes conseguir un plato verdaderamente increíble

Su singular concha troceada es sumergida en una salsa elaborada con un sofrito de cebolla, tomate, limón, ajo, el punto ahumado del pimentón y las increíbles especias garam masala que completan, acompañan y magnifican esta carne de sepia.

Si eres de las que no conocen la especia garam masala te diré que es una de las especias más populares de la cocina India y se traduce como ‘mezcla de especias’. Contiene delicadas mezclas de comino, cardamomo, cilantro, pimienta, clavo, canela, nuez moscada y una pizca de chile picante. Cada vez es más fácil encontrarla en los grandes supermercados, pero si no la tienes a mano siempre puedes preparar tu propia versión, ya que muchas de ellas forman parte de nuestros especieros de toda la vida.

Una receta profundamente deliciosa que te invito a descubrir conmigo en este sencillo paso a paso.

Dificultad: Baja

Tiempo de preparación: 30 minutos

 

Ingredientes para 4 personas

2 sepias

3 dientes de ajo

2 tomates rojos

2 patatas

¼ limón

1 cebolla

4 cucharadas de tomate frito

1 cucharada de especias garam masala

½ cucharada de pimentón

4 cucharadas de aceite de oliva

 

Elaboración:

1.- Lamina la cebolla, el ajo, corta en dados pequeños el tomate y un cuarto de limón pelado también cortado en trocitos muy, muy pequeños.

2.- Calienta una sartén con el aceite, rehoga todas las verduras y cuando comiencen a brillar y a estar blanditas agrega el pimentón, las especias garam masala y fríe durante un par de minutos removiendo constantemente para aunar sabores.

3.- Incorpora el tomate frito, dale un par de vueltas y agrega la sepia cortada en trocitos dejando que se cocine durante 10-12 minutos.

En este paso observarás que la sepia elimina poco a poco el agua que contiene, no te preocupes, porque se fusionará con el resto de los ingredientes que es justo lo que vas a necesitar para que tus patatas queden tiernas y perfectas.

 

4.- Ahora corta en pequeños dados la patata e incorpóralas a la sartén. Mezcla delicadamente, cubre con una tapadera y cocina todo junto revolviendo de vez en cuando hasta que la patata absorba los líquidos y se empape bien de todos los sabores. Verás como quedan cremosas y absolutamente perfectas.

Una receta impresionante con suficientes motivos para probarla.

 

Comenta esta noticia