20 de abril de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Tenso relevo en el PPCyL: el equipo de Herrera complica la vida a Mañueco

Mañueco y Herrera junto a Martínez Maillo y Casado.

Mañueco y Herrera junto a Martínez Maillo y Casado.

El fracaso de la "operación Silván", muñida desde la Junta para colocar al alcalde de León como sucesor, es el fracaso del "herrerismo", que llega a este 13º Congreso autonómico noqueado.

La sucesión de Juan Vicente Herrera al frente del PP de Castilla y León en el 13º Congreso autonómico de este sábado deja una profunda herida en la formación. No tanto por el duelo entre caballeros en el que Alfonso Fernández Mañueco se impuso a Antonio Silván por casi el 68% de los votos, sino por cómo ha salido de éste el herrerismo.

Y lo malo es que los dos PPCyL, el de Herrera y el de Fernández Mañueco, están condenados a cohabitar los dos próximos años. Dado que, al menos a día de hoy, los planes de Herrera pasan por agotar la legislatura al frente de la Junta. Con los peligros que ello entraña, por más que haya dicho que quiere ponerle las cosas fáciles a Fernández Mañueco.  

La "operación Silván" fue muñida por el equipo de Herrera, con De Santiago Juárez al frente 

El fracaso de la operación Silván es, en realidad, un fracaso del equipo de gobierno de Herrera, muñidor de la misma. Con su vicepresidente y mano derecha, José Antonio de Santiago Juárez, a la cabeza. 

Al presidente Herrera le convencieron de que el alcalde de León tenía la victoria asegurada porque de su parte estaban León, Valladolid, Burgos y Palencia. Así que se tiró a la piscina y anunció su retirada del partido, pensando que lo de su sucesor estaba hecho.

Pero resultó que Silván ni siquiera fue capaz de movilizar a los suyos, a los de León. Pese a que salieron en su apoyo todos los consejeros del Gobierno regional, artillería pesada. Todos salvo la portavoz, Milagros Marcos, la única que se ha salvado de esta quema de imagen.

El herrerismo sigue grogui tras el golpe

Así que el herrerismo llega a este 13º Congreso noqueado y expectante, a la espera de ver qué suerte corre en el nuevo PPCyL de Fernández Mañueco, que está recibiendo muchas presiones para confeccionar su nuevo equipo (como si tener que componer un puzle con nombres procedentes de nueve provincias no fuera por sí suficiente complicado). En el que, como adelantó ESdiario, la presidenta de las Cortes, Silvia Clemente, tiene muchas papeletas para convertirse en secretaria general.

El que este sábado será proclamado presidente de los populares castellanos y leoneses teme que los dos próximos años de bicefalia se le hagan muy largos y se conviertan en un campo de minas; teniendo enfrente -en contra incluso- al Gobierno regional de Herrera y de Santiago Juárez.

Es por eso que una de las primeras decisiones que se plantea tomar es cambiar al portavoz del grupo parlamentario en las Cortes para al menos hacer de contrapeso. Actualmente ese puesto lo ocupa Juan José Sanz, único dirigente de Segovia que hizo abiertamente campaña por Silván y no por Fernández Mañueco. Según ha sabido ESdiario el mejor situado para hacerse con el cargo es el vallisoletano Raúl de la Hoz.

En la dirección nacional del PP tampoco ocultan su preocupación por lo que pueda pasar en estos dos años. Dirección donde se sienta el zamorano Fernando Martínez Maillo, enemigo de Herrera desde hace años.

Es por eso que en la cúpula popular empiezan a escucharse voces sugiriendo a Mariano Rajoy que ofrezca una salida a Juan Vicente Herrera para que no siga de presidente hasta 2019. Aunque seguramente el presidente Herrera no sea el mayor de los problemas de Fernández Mañueco, sino más bien su entorno.

Comenta esta noticia
Update CMP