Toni Pérez (PP) barre en Benidorm y logra la mayoría absoluta

El candidato popular obtiene casi el 40% de los votos y alcanza los 13 concejales mientras el PSOE llega a los diez ediles y Cs no cumple las expectativas.

La noche electoral no ha podido salir más redonda para el Partido Popular, que se ha alzado con una victoria impensable solo unas horas antes de iniciarse el recuento. No por el triunfo, que era la posibilidad más factible, sino por la forma en que se ha producido. Una mayoría absoluta que hacía
años no se veía en Benidorm.
Con el 100% escrutado el candidato del PP logró 13 escaños, los justos para tener una mayoría absoluta que le garantiza un gobierno cómodo durante cuatro años, con un equipo hecho a su imagen y semejanza en el que ha mezclado la continuidad de un equipo de trabajo que se ha
mostrado muy cohesionado, con una necesaria renovación.
A Toni Pérez le han votado 9.132 benidormenses, casi 2.500 más que los que su partido ha registrado en las elecciones europeas, lo que demuestra que el votante ha optado por la persona más que por las siglas.
En el lado contrario se ha quedado el PSOE, que pese a crecer en tres concejales –ha pasado de siete a diez- ha sufrido una dolorosa derrota debido al crecimiento inesperado del PP. Su líder, Rubén Martínez puede argumentar en su favor que el PSOE está mejor que hace cuatro años, pero también debería reflexionar acerca de los motivos por los que su partido ha tenido más apoyos en las elecciones europeas (8.058) que en las locales (7.328). Casi 700 votos optaron por Borrell y no por Martínez.
La ejecutiva socialista deberá ahora meditar sobre el futuro del grupo municipal y de la estrategia de oposición que realizarán puesto que será muy complicado que prosperen sus propuestas al no contar con los apoyos frecuentes de los Liberales de Gema Amor, Ciudadanos o Compromís.
Pero si la derrota ha dolido en las filas socialistas, más lo ha hecho en las filas de Ciudadanos. La formación naranja, liderada por Juan Balastegui, confiaba en obtener al menos tres o cuatro concejales. Algunas encuestas les llegaban a otorgar hasta cinco. La realidad ha sido muy dura y se han quedado en dos regidores. Insuficientes para plantar cara al PP o al PSOE y muy lejos de sus expectativas, como reconoció el propio candidato minutos después de conocerse el escrutinio definitivo.

Fracaso de Compromís, Podemos y Vox


Otro batacazo sonado ha sido el de Compromís. Su candidato Josep Bigorra ha realizado una encomiable labor de oposición, ensalzada incluso por la bancada del PP, que ha reconocido en innumerables ocasiones su trabajo. Sin embargo, los votantes no le han dado su respaldo ni siquiera
para lograr representación. De dos concejales al principio de la legislatura ha pasado a quedarse fuera de forma poco explicable.
En cuanto al resto de partidos que se presentaban ha ocurrido lo esperado. Alcanzar el primer concejal en Benidorm es complicado y más cuando concurren un buen número de partidos pequeños y en algunos casos escindidos de otras formaciones. Ni Podemos, ni Vox, ni Contigo, ni las dos opciones centristas y otras independientes se han acercado al 5% que les hacía falta.

Comenta esta noticia
Update CMP