El Valencia desenmascara la hipocresía de los políticos con el fútbol femenino

El club recuerda que gasta más porcentaje de su presupuesto en igualdad de género que la Generalitat.

También anima a los diputados que critican que el equipo femenino no juegue en Mestalla a que vayan a verlas jugar alguna vez adonde sea.

La polémica surge como consecuencia de la negativa del club a que su equipo femenino juegue en Mestalla su partido contra el Levante del próximo fin de semana porque por esas fechas el primer equipo tiene encuentro de Liga con el Celta. El año pasado sí se disputó en Mestalla el partido femenino, con la asistencia de unos 17.000 espectadores y espectadoras.

La lluvia de críticas a la entidad no se hizo esperar. La vicepresidenta del Consell y declarada valencianista, Mónica Oltra, ha dicho durante dos días consecutivos que el Valencia “tiene dos primeros equipos, masculino y femenino”, llegando a apostillar “a no ser que el primer equipo está relacionado al sexo del que juega, en este caso el masculino, y no a la división en que se juega”.

También los diputados de Les Corts respaldaron unánimemente esta semana una declaración institucional instando al club a permitir que su equipo de mujeres dispute encuentros de primer nivel en Mestalla y no en Paterna.

No consta ninguna protesta desde la localidad paternera, pero sí una contundente réplica del club presidido por Peter Lim, basada en dos argumentos bien claros: el Valencia dedica más porcentaje de su presupuesto (0'8%) al fútbol femenino y la igualdad de género que la Generalitat (0'1%) sólo en este último apartado; y que no consta la asistencia de diputados (y diputadas) a los partidos del Valencia CF femenino, por lo que les invita a acudir a los próximos, “independientemente del escenario en que se disputen”.

Además -recuerda el club- el Valencia apoya “la práctica del fútbol por parte de casi 200 niñas y mujeres”, destina al fútbol 420.000 euros, y es el primer club deportivo profesional en ser socio colaborador de la ONU en estos asuntos con una “subvención directa de 1.400.000 dólares”.

 

 

 

 

 

 

 

 

Comenta esta noticia