14 de diciembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Rivera da de lado al “sectario” Sánchez y solo apoyará “un cambio de Gobierno"

El líder de Ciudadanos ve al actual presidente como un "obstáculo" para pactar tras las elecciones y asegura que sus votos únicamente respaldarán acuerdos entre “los constitucionalistas".

Albert Rivera tiene claro que no quiere nada con Pedro Sánchez. Ni tampoco con Vox, a priori. Su estrategia de pactos en el ámbito nacional está por cambiar a los actuales inquilinos de Moncloa y por acuerdos con los “los partidos constitucionales”, esto es, PP y PSOE.

En concreto, el líder de Ciudadanos ha afirmado este lunes que el presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, por su "sectarismo", representa un "obstáculo" para que los partidos "constitucionalistas” puedan pactar tras las próximas elecciones generales.

"Está claro que Ciudadanos va a gobernar este país, y vamos a ver con qué fórmula; y lo que está claro también es que Sánchez es un obstáculo", un "impedimento para normalizar de nuevo las relaciones entre los partidos constitucionalistas, los grandes consensos de Estado y las grandes reformas que hay que hacer", ha advertido, sin incluir en la formalización de esos acuerdos a la formación de Santiago Abascal.

 

En una entrevista en el programa Herrera en COPE, ha manifestado que "es muy difícil sentarse a hablar con un presidente sectario" y por eso la formación naranja trabajará para "sacarle" de la Moncloa, "ganarle y formar un Gobierno sin Sánchez".

"Me comprometo a que nuestros escaños, nuestros votos, van a servir para un cambio de Gobierno", ha asegurado Rivera. Cuando le han preguntado si Cs se abre a un pacto con el PSOE solo si Sánchez no está en la ecuación, ha insistido en que el actual secretario general socialista "hoy en día es un problema para la suma entre constitucionalistas".

Sánchez “ha embarrado el terreno de juego”

El presidente de la formación naranja ha señalado que el jefe del Ejecutivo "ha embarrado el terreno de juego en la política nacional, ha vuelto a la política de los bandos y de dar alas al separatismo y a los populistas", al acercarse a Podemos y a las fuerzas independentistas y nacionalistas y "romper los puentes" con PP y Cs.

El PSOE, un partido que "ha gobernado España muchos años" y con el cual "se podía llegar a algunos acuerdos", está ahora en "una deriva sectaria", ha lamentado. Mientras tanto, Ciudadanos atrae a electores que anteriormente votaron al PSOE y así está "creciendo y ensanchando el centro político".

Rivera ha indicado que su partido sale "a ganar todas las elecciones" y a gobernar allí donde pueda, tanto en las municipales y autonómicas de mayo como en los comicios generales cuando se celebren.

"Tendremos que salir a ganarle (a Sánchez) y restablecer los puentes entre constitucionalistas", porque España necesita "estabilidad y reformas, pero también defensa de los valores constitucionales clara y nítidamente", ha subrayado, cuidándose mucho de mencionar a Vox en la defensa de esa necesidad.

 

Comenta esta noticia
Update CMP