29 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

“Más escort que las gallinas”: la frase de Herrera para la activista prostituta

Fani de día, Úrsula de noche, con las gallinas

Fani de día, Úrsula de noche, con las gallinas

La denunciante de las “gallinas violadas”, cazada prostituyéndose, recibe un hilarante rapapolvo del que no se salvan otros iconos feministas.

Se llama Fani y, desde un radicalismo de género tan serio para ella como cómico para el resto, se hizo muy célebre por fundar un “santuario de gallinas” en el que protegerlas de la explotación sexual a la que les sometían los gallos.

Tan peculiar proyecto hizo de Fani y de su compañera una presencia constante en televisión y desveló el concepto ideológico que, en general, tienen ambas de la vida. Por ejemplo, para ambas el Descubrimiento de América fue un simple genocidio español, por el que España debería suspender su Fiesta Nacional del 12-O.

Lo curioso es que Fani ha sido destapada y, bajo el disfraz de denunciante del comercio sexual entre los animales, se esconde una escort que vende sus servicios sexuales, con el seudónimo de Úrsula, por tarifas que alcanzan incluso los 3.000 euros. Y eso le ha llevado a Carlos Herrera a hacer un descacharrante monólogo para atizarla a ella y, de paso, a Irene Montero y otras feministas “vividoras”.

 

“No es de extrañar que con hiperventiladas como Irene Montero al frente del Ministerio de Igualdad, rodeada por un banda de taradas inclusivas, se contagie mucho esa visión extrema del feminismo. Que es cosa seria cuando busca soluciones a los agravios que sufren aún las mujeres. Y una caricatura cuando se convierte en una excusa para vividoras del cuento”, inició su alegato el periodista.

"Camas grandes"

Para añadir a continuación otra celebridad a la lista de “hiperventiladas“: “Ahora ha salido la tal Leticia Dolera para pedir que se deje de llamar “camas de matrimonio” a las “camas de matrimonio”. Y que se las llame “camas grandes”, que es menos heteropatriarcal”, señaló entre carcajadas.

Y un broche para todas ellas, a raíz del caso de Fani: “Ayer ella misma tuvo que confesar que, cuando no hace el tonto con la otra boba, se dedica al comercio sexual. Vamos, que es más escort que las gallinas. No me digan que, como respuesta a tanta tontería, a tanta Montero y a tanta Dolera, esta historia no es fantástica”.

Comenta esta noticia