22 de noviembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El Gobierno sale al rescate de hipotecas y recibos para evitar el desplome total

Los trabajadores despedidos y afectados por el coronavirus podrán aplazar los pagos, aunque no será la única medida de un Consejo de Ministros que se prevé "largo y denso".

El temor al desplome económico, al hundimiento del país, es total. Y la reacción ante esa otra epidemia, añadida al coronavirus, no se va a hacer esperar, tras una errática respuesta del Gobierno tanto a la crisis sanitaria como a la médica.

Poco a poco se conocen los detalles de un Consejo de Ministros que se prevé "largo y denso" pero que apunta a que contendrá medidas de calado para intentar paliar la crisis económica que lleva aparejada la pandemia de coronavirus.

Una de estas medidas y que afectará a un mayor número de personas es la aprobación de una moratoria en el pago de las hipotecas para aquellos que hayan perdido su empleo o hayan visto reducidos sus ingresos por el coronavirus.

Por ello, se obligará a los bancos a aplazar el pago mensual de la primera vivienda., además, según señala ABC, para poder acogerse a la medida los miembros de la unidad familiar deberán tener unos ingresos en el mes anterior a pedir la moratoria inferiores a tres veces el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (Iprem) anual en catorce pagas. En la actualidad el Iprem es de 7.519,59 euros al año.

Una medida que permitiría desahogar a muchas familias, pero que se encuentran a falta de conocer la redacción de las medidas concretas, frente a la incertidumbre de saber cómo se llevarán a cabo todos estos trámites.

 Junto a ello, el Gobierno prohibirá los cortes de luz, agua y gas por impagos durante la crisis, aunque las principales compañías ya habían anunciado moratorias y fraccionamientos en los pagos para las familias y empresarios que lo necesitasen.

Además, se prevén más medidas económicas para paliar el impacto de la emergencia sanitaria entre trabajadores y pymes, ya que el Gobierno de coalición está inmerso desde hace días en un intenso debate sobre el alcance de las medidas a adoptar.

De hecho, esas discrepancias ya quedaron al descubierto en el pasado Consejo de Ministros, con una Gobierno fracturado en dos en el que una parte de los ministros, tanto de Unidas Podemos como del PSOE, defendían la necesidad de incrementar el gasto público y flexibilizar el cumplimiento del déficit todo lo que sea necesario; mientras que otro grupo apostaba por ser más cautos y responsables con las indicaciones de Bruselas.

Medidas de presión de Unidas Podemos

De hecho, Unidas Podemos desplegó en las redes sociales una dura campaña de presión al PSOE para reclamar la necesidad de que se implemente cuanto antes una especie de 'New Deal' con medidas "valientes", que priorice las ayudas a los trabajadores y las familias frente al cumplimiento del déficit, para que no ocurra como en la crisis de 2008 y sean "los más vulnerables" los que paguen las consecuencias de la expansión del coronavirus.

Además, tras las decisiones drásticas marcadas por Francia, que asumió el pago de las hipotecas y suspendió el pago de recibos, el Gobierno de España decidirá seguir sus pasos, estableciendo un plan que evite el hundimiento total de una economía que aún sufría las consecuencias de la crisis de 2008.

 

De momento, solo se conocen algunas pinceladas del plan que se está elaborando, que incluiría la flexibilización de los expedientes de regulación de empleo temporales (ERTE's), lo que permitirá el cobro de la prestación por desempleo sin cumplir el requisito de carencia a los afectados por los mismos y configura el derecho de los trabajadores a la adaptación de su jornada laboral y/o a una reducción de jornada especial, que podrá incluso alcanzar el 100 por ciento cuando deba atender a otra persona, entre otras medidas.

Aún así, la división en el seno del Gobierno es evidente, pero aún lo es más que los ciudadanos necesitan que el Ejecutivo esté a la altura de las circunstancias y tome las medidas necesarias para que el país no se venga abajo tras una crisis sanitaria sin precedentes.

Comenta esta noticia
Update CMP