18 de enero de 2021
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El Gobierno sube la luz cinco veces más que cuando se lo recriminaba a Rajoy

Sánchez e Iglesias al firmar su pacto de Gobierno

Sánchez e Iglesias al firmar su pacto de Gobierno

El precio de la luz se dispara con la llegada del año nuevo un 27% en plena ola de frío mientras los miembros del Gobierno que antes decían que era intolerable se mantienen en silencio.

El precio de la electricidad marcará este viernes su récord histórico para una referencia diaria, con 94,99 euros por megavatio hora (MWh), en plena ola de frío que asola España por la borrasca 'Filomena', esto supone una subida del 27%, lo que hará que la factura eléctrica del usuario medio se sitúe en 80,71 euros, lo que representa un incremento del 19,3% sobre los 67,67 euros de las mismas fechas del año pasado.

Ni ministro de Consumo, Alberto Garzón, ni ninguno de los miembros del Gobierno se ha pronunciado, sobre esta brutal subida mientras que cuando estaban en la oposición se encargaban de utilizarlo con arma para criticar al Ejecutivo de Mariano Rajoy, con el propio Pedro Sánchez a la cabeza, muy crítico en 2017 por una subida cinco veces inferior a la que ahora él no evita.

 De hecho, el ahora titular de Consumo era de los más combativos y llegaba a asegurar que "el gobierno podría intervenir en los precios de la luz, pero prefiere dejar a las eléctricas enriquecerse", cuando en su poder estaría ahora mismo la posibilidad hacerlo. Además, el también coordinador general de Izquierda Unida llegaba a utilizar su discurso más extremista cuando invitaba incluso a "nacionalizar las grandes empresas".

Además, en diciembre de 2017 Garzón, llegaba a decir que "esta navidad la luz tendrá un precio un 10% superior a la del año pasado. Miles de familias no podrán mantener sus casas a temperaturas adecuadas, lo que repercutirá gravemente en la salud de los que menos tienen. Ningún gobierno decente debería tolerarlo". Sin embargo, ahora, la subida es mucho mayor, y él forma parte del Gobierno.

 

 

Pero no sólo Garzón criticaba el alza de los precios y culpaba al Gobierno por ello, sino que también el propio Pedro Sánchez tildaba de "fracaso" la reforma eléctrica de Rajoy, que, a su juicio, supuso un incremento del 8% en los precios y generó mayor pobreza energética, algo que ahora, con él en la Moncloa se ha agudizado mucho más.

 

 

"A poner firmes"

Por su parte, en el ala morada del Gobierno, Pablo Iglesias e Irene Montero también sostenían un discurso similar al de Garzón. Desde Podemos se prometía que cuando se llegase al Gobierno bajarían la factura a todos los ciudadanos, para "poner firmes a las grandes eléctricas". 

 

 

Iglesias, además, aseguraba en 2017 que "disparar la factura de la luz" en plena ola de frío, como la que ahora recorre España "demuestra la codicia de las eléctricas". Por ello, aprovechaba la ocasión para añadir que "si el Gobierno lo consiente, será cómplice". Hoy, el Gobierno es él.

Medida política

Cabe recordar que, según todos los análisis, el Ejecutivo sí tiene manera de reducir el coste energético en los domicilios y en la industria, que soporta hasta el doble de carga financiera que en Francia o Alemania.

De cada 100 euros, 58 son impuestos para el Estado. La industria paga el doble en España que en Francia o Alemania

Y es que cerca del 60% del importe de los suministros energéticos proceden de los recargos fiscales decididos por la Administración, lo que explica que España esté situada en el Top-5 de países europeos donde más caro resulta calentarse e iluminarse.

En concreto, entre IVA, impuestos a la electricidad, primas a energías renovables, ayudas al carbón o solidaridad interregional, el precio de la factura se dispara hasta convertirse en un "atraco" al bolsillo del ciudadano y del industrial: la medida de los últimos años indica que, de cada 100 euros abonados por estos conceptos, al menos 58 acaban en las arcas públicas.

Comenta esta noticia
Update CMP