El gobierno de Benidorm se queda solo en la obra de Mediterráneo

El pleno aprueba la adjudicación definitiva del contrato de obra para remodelar la principal arteria de Benidorm sin el apoyo de ningún grupo de la oposición

“Ustedes no tienen ningún interés en que se haga la remodelación de la Avenida del Mediterráneo. El proceso no ha podido ser más transparente. Se lo han explicado los técnicos muy claro y han tenido acceso a todo. Ustedes tienen prejuicios ante las ofertas de cualquier empresa”. Así de contundente se ha mostrado la concejal de Contratación de Benidorm, Lourdes Caselles, tras comprobar que ningún grupo de la oposición iba a dar su apoyo a la adjudicación del contrato de obra para remodelar la avenida del Mediterráneo, la principal arteria de la ciudad, cuya antigüedad data de hace más de 50 años.

La propuesta, no obstante, ha salido adelante por los votos favorables del gobierno (PP y Ciudadanos por Benidorm), diez en total, aunque ha contado con la abstención de socialistas, liberales, Ciudadanos, Compromís Los Verdes y un edil no adscrito (14 concejales). El otro regidor sin grupo votó en contra.

La propuesta, avalada por la Mesa de Contratación y los informes técnicos, incluía la adjudicación a al Unión Temporal de Empresas (UTE) formada por las mercantiles Orthem y Emurtel, que habían formulado una rebaja al precio de licitación del 32%. Ese aspecto, fundamentalmente, ha sido el que ha desatado las dudas de la oposición por entender que podría darse el caso de una baja temeraria.

A esas dudas ha respondido la propia Caselles, quien ha recordado que fueron los técnicos municipales quienes propusieron esa oferta. La regidora también ha precisado que el secretario municipal y el interventor ya habían explicado con anterioridad a los grupos políticos que la propuesta no era una baja temeraria.

Caselles también ha recalcado la “total transparencia” del procedimiento, para responder a algunas críticas del grupo Liberales de Benidorm, cuya portavoz, Gema Amor, había reclamado al gobierno local que exigiera a la empresa “el cumplimiento de los plazos” y que también había puesto en duda la propuesta por la rebaja al precio de licitación.

Por su parte, el portavoz socialista Rubén Martínez ha echado en falta que la propia empresa hubiera comparecido “para explicar de forma detallada su proyecto y los motivos por los que presentó esa bajada de su propuesta”.

Igualmente Rafael Gasent, de Ciudadanos, ha aludido a que la empresa adjudicataria “ha dejado algunas obras sin acabar” y en otros casos “algunas actuaciones suyas han experimentado unos sobrecostes del 70%”.

También Josep Bigorra, portavoz de Compromís Los Verdes, ha insistido en las mismas dudas que el resto de la oposición y en el temor de que la obra “pueda quedarse a medio terminar”.

Mejora en la calidad del agua

Las obras de esta primera fase prevén la renovación integral de la superficie y el subsuelo de la avenida del Mediterráneo desde la calle Puente hasta la avenida de Europa. Además, el proyecto incluye la remodelación de estas dos vías, del tramo pendiente de la calle Doctor Pérez Llorca, y también de la calle Valencia, la avenida de Bilbao y la calle periodista y escritor Emilio Romero. Asimismo, y como mejora del proyecto, se renovará la avenida de Europa en su totalidad.

Por otro lado, en la misma sesión se ha aprobado la adjudicación provisional del contrato de gestión y mantenimiento de la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR), que salió a licitación por cuatro millones de euros anuales y por un periodo de cuatro años con posibilidad de otros dos de prórroga.

La oferta propuesta por la Mesa de Contratación para ser adjudicada era la de la mercantil Aquambiente Servicios para el Sector del Agua S.A.U., del grupo Suez, que plantea una rebaja del 1,20% del precio de licitación y un 25,20% más de mejoras.

Entre estas mejoras está la implantación de medidas para reducir la conductividad, lo que elevará la calidad del agua depurada potenciando así la reutilización del agua para la agricultura.

Comenta esta noticia
Update CMP