27 de mayo de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Julia Otero se hace la amenazada tras sus mensajes incendiarios por La Manada

Aunque toda España se ha indignado con La Manada, la locutora desvaría presentando el caso como una guerra global contra las mujeres y, al ser replicada, lo considera una advertencia a ella.

La indignación de la célebre periodista Julia Otero por la sentencia inicial y la liberación posterior de los condenados de La Manada no tiene nada de particular: la práctica totalidad de España la siente, mezclada con incredulidad y la sensación de que algo está fallando.

Lo que sí es distinto es la forma de expresarla, al menos en alguien de la posición de la locutora, que lleva 48 horas recibiendo durísimas críticas por una reacción a la decisión judicial que, de algún modo, sitúa este polémico caso en un escenario de guerra global de sexos.

"En la sentencia nos declararon la guerra", dijo Otero nada más trascender que los condenados saldrían a la calle a la espera de que el Tribunal Supremo ratifique o no la condena previa. Y remató: "Ahora sabemos que no les pareció suficiente".

 

Aunque la periodista no aclara quiénes son 'nos' y quiénes 'les', muchos lectores de su perfil en Twitter interpretaron que se refería a las mujeres y a los hombres en general respectivamente, lo que provocó el definitivo delirio de Otero al hacer la amenazada por un ciudadano apesadumbrado por un comentario que consideraba de brocha gorda.

"Usted puede influir. Y lo hace. Y mal. Y lo sufrirá", dijo el seguidor de Otero en referencia al impacto pueden tener que las valoraciones de la periodista, con un millón de seguidores en Twitter. "Le agradezco la amenaza", fue la respuesta de ella.

La respuesta

"¿Amenaza? ¿Cuál? Ustedes creen que todo son amenazas. La verdadera amenaza son las personas que predican la estupidez sin ser estúpidas sino tan sólo malas", concluyó el seguidor de la periodista, secundado por no pocos testigos del debate. Uno de ellos, en concreto una mujer, remató el coloquio reclamando la misma reacción de condena cuando los protagonistas de abusos sexuales sean otros y le remitió a Otero una información que, de momento, no ha recibido respuesta.

 

 

El caso de La Manada ha incendiado a la opinión pública de manera prácticamente unánime, lo que hace más incomprensible la terminología de Otero. Con toda España a favor de la víctima, hacer ver la existencia de una pugna en términos de género no parece corresponderse con la realidad. Y sus propios seguidores se lo han dicho.

 

 

La ministra de Justicia pone cordura 

El episodio coincide en el tiempo con la precipitación del Gobierno en el mismo caso, que ha obligado a intervenir a la propia ministra de Justicia, Dolores Delgado, obligada a aclarar que el Ejecutivo no puede personarse en el caso de 'La Manada', al tratarse de un procedimiento judicial "con sus normas y sus reglas", aunque ha adelantado que se hará un estudio "sereno" del Código Penal para analizar cómo dar respuesta ante delitos contra la libertad sexual.

Delgado ha respondido así después de que la portavoz del Ejecutivo, Isabel Celáa, anunciara en rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que el Gobierno estudia personarse como parte en defensa de las víctimas de estos delitos.

La ministra de Justicia ha tenido que intervenir en el debate político para poner cordura y aclarar el camino

En declaraciones a los medios antes de participar en unas jornadas de la Unión Internacional del Notariado, la responsable de Justicia ha aclarado que, en lo que respecta al caso contra los cinco miembros de 'La Manada' condenados a nueve años de cárcel por delito de abuso sexual, cada parte -Fiscalía, acusación particular y popular y defensas- tiene atribuida su función propia. "Estos son los actores que hay y no puede haber otros", ha apuntado.

Ahora bien, Delgado se ha comprometido a llevar a cabo "un estudio sereno" del Código Penal "para analizar la situación, ver qué ha ocurrido, por qué ha ocurrido y cómo se puede hacer para dar una respuesta a la sociedad, porque la reclama", ha dicho.

Preguntada por sus declaraciones tras conocerse la libertad provisional de los cinco miembros de 'La Manada' en las que dijo que eran necesarias "reformas mentales", la ministra ha insistido en que debe producirse un "cambio de mentalidades" y que hay que apostar por la formación de jueces, magsitrados, operadores jurídicos y fiscales.

 

Con todo, ha asegurado que el Ejecutivo no va a interferir ni en la independencia judicial ni en la autonomía del Ministerio Fiscal aunque ha reconocido que los hechos probados que reconocen abuso a una menor en los Sanfermines de 2016, han dado lugar a una "distinta calificación jurídica" en función de la resolución de la Sala, el voto particular de uno de los miembros del tribunal contrario a la condena y el recurso interpuesto por el Ministerio Fiscal.

Finalmente, y preguntada por las concentraciones convocadas  en repulsa por la libertad provisional de los condenados, Delgado ha asegurado que la ciudadanía "tiene todo el derecho del mundo" para manifestarse ante situaciones que consideren dignas de protesta bien sea en la calle o en las redes sociales. "Es lógico cualquier reacción que pueda tener la ciudadanía siempre que se manfieste por cauces normales y sin violencia", ha sentenciado la ministra. Quizá a Julia Otero le sepa a poco, eso sí.

 
Comenta esta noticia
Update CMP