19 de octubre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Adriana Lastra: "No me acompleja que me llamen analfabeta ni dinamitera"

Adriana Lastra

Adriana Lastra

La vicesecretaria general del PSOE y mano derecha de Sánchez, sin estudios ni experiencia laboral, presume de "roja", descarta autocrítica por su poca formación y su gran sueldo.

Adriana Lastra no tiene estudios ni se le conoce vida laboral alguna más allá de la política, pero gana 5.792 euros al mes por catorce pagas y otros 1.921 euros mensuales en concepto de dietas: 7.713 euros cada primero de mes, un sueldo de alto ejecutivo que probablemente no tendrá nadie en España con su escasa formación y experiencia profesional.

Pese a ese discreto currículo, la portavoz del PSOE en el Congreso, vicesecretaria general del partido y mano derecha de Pedro Sánchez en casi todo, no tiene complejos ni hace autocrítica alguna en una peculiar entrevista en El País: "No tengo ningún complejo de que me llamen analfabeta".

Es la respuesta que le da a la periodista Luz Sánchez Mellado cuando le interroga por la falta de estudios superiores, un hándicap que le llevó al portavoz de Ciudadanos en el Parlamento durante esta legislatura, Juan Carlos Girauta, a llamarla "analfabeta". 

 

"No tengo ninguno (complejo), porque quien te insulta es porque no tiene argumentos políticos. Yo los tengo, por eso no tengo que insultar a nadie (...).  ¿A quién no le hubiera gustado acabar una carrera? Pero para mí no es un complejo, no me siento inferior. Soy como millones de españoles", asegura en la entrevista.

Lastra, sin estudios ni experiencia laboral, gana 7.713 euros al mes. Un nini con su perfil, un subsidio de 430

En realidad, sí hay millones de españoles sin estudios superiores, aunque para muchos de ellos, los llamados ninis por tener el mismo perfil académico y laboral de Lastra, los ingresos se limitan a los 430 euros mensuales de subsidio del Estado durante un plazo máximo de 18 meses.

"Muy roja"

Las perlas de Lastra no se limitan a esto. También se siente orgullosa de que la llamen, al parecer, la "dinamitera". "Vengo de Asturias, donde las cuencas mineras han sido fundamentales. Estoy muy orgullosa de mi vinculación al sindicato minero. Dinamitera y lo que me quieran llamar, si eso significa lucha, movimiento obrero, no rendirse y no dar una batalla por perdida", asegura.

Y concluye presumiendo de su ideología, con una curiosa comparación a la pregunta de si es "más roja que su chupa. "Soy muy de izquierdas, muy roja, sí. Tanto o más que mi chupa".

Comenta esta noticia
Update CMP