02 de junio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Grupo Mutua aporta cuatro millones al fondo sectorial de ayuda a los sanitarios

El grupo asegurador se convierte así en uno de los principales impulsores de dicho fondo, dotado con 37 millones de euros, que se destinará a proteger a más de 700.000 trabajadores

Grupo Mutua ha aportado cuatro millones de euros al fondo sectorial creado para proteger al personal sanitario que trabaja para contener la expansión del coronavirus en España. El grupo asegurador se convierte así en uno de los principales impulsores de dicho fondo, dotado con 37 millones de euros, que se destinará a proteger a los más de 700.000 trabajadores de los centros sanitarios, tanto públicos como privados y residencias de mayores que trabajan en la lucha contra el COVID-19. El seguro de vida colectivo, que tendrá cobertura retroactiva al 14 de marzo, cubrirá el fallecimiento de quienes cuidan de la salud de todos los ciudadanos en la presente crisis sanitaria, así como un subsidio para los que resulten hospitalizados.

La participación de Grupo Mutua en esta iniciativa se suma a las acciones ya adoptadas al comienzo de esta crisis, cuando a través de la Fundación Mutua, se hizo cargo de la compra de mascarillas para los servicios de atención domiciliaria a personas mayores del Ayuntamiento de Madrid, test rápidos del Covid-19 para los servicios de salud municipales y financió, con carácter urgente, un primer estudio de investigación médica sobre el Covid-19 en el Instituto de Investigación del Hospital Universitario La Paz.

Dicho estudio clínico tiene, entre otros objetivos, establecer un protocolo para clasificar a los pacientes con coronavirus en el momento de su admisión, con el fin de pronosticar su evolución, así como proponer un tratamiento con inhibidores de punto de control inmunitario, que bloquean la entrada del virus en las células, para aquellos con peor pronóstico.

Además, ha abierto dos convocatorias extraordinarias de ayudas, para apoyar a colectivos vulnerables afectados por la crisis y para financiar proyectos de investigación médica sobre el coronavirus, dotadas con 500.000 euros, así como ayudas para luchar contra el aislamiento de sus familias de los mayores que viven en residencias y para la compra de material sanitario destinado a estas residencias todo ello por importe de otros 200.000 euros.

Por otro lado, la Fundación Mutua Madrileña ha puesto en marcha la compra de 1.300 tablets destinadas a paliar el aislamiento de los mayores que viven en residencias de la tercera edad. También contribuirá económicamente a la compra de material sanitario para las residencias que Cáritas gestiona en toda España. Esta aportación se realizará a través de Mutuafondo Compromiso Social, el fondo solidario que ha lanzado Mutuactivos, la gestora de patrimonios de Grupo Mutua, para captar fondos con el mismo fin. 

Atención a clientes

También ha puesto en marcha otras medidas para apoyar a las personas que están luchando contra esta pandemia, como poner un vehículo de sustitución de forma gratuita a disposición de sus mutualistas que realicen actividades esenciales vinculadas a servicios sanitarios o de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado que no puedan utilizar el suyo por un motivo justificado durante el estado de alarma.

Además Mutua Madrileña ha seguido atendiendo a sus clientes y en las dos primeras semanas desde que fuera decretado el estado de alarma ya ha atendido más de 66.500 llamadas relacionadas con el seguro de autos y motos. La característica común es que han sido atendidas por operadores en la modalidad de teletrabajo, ya que el 100% de las personas de los call center que trabajan para dar servicio a Mutua Madrileña están realizando su labor diaria mediante este sistema.

Por tipología, en asistencia en carretera la mayor parte de los servicios prestados están relacionados con problemas con las baterías y el arranque de los vehículos. En concreto, casi la mitad de las 9.000 asistencias efectuadas se han producido por este motivo. El resto de incidencias se ha debido a averías mecánicas y del motor, casi un 25%, neumáticos, un 18,2%, accidentes, un 6,5%, y otros percances, como error de combustible. La aseguradora ha realizado también cerca de 9.000 fotoperitaciones con talleres de reparaciones, evitando de esta forma desplazamientos, lo que contribuye a proteger la salud de empleados y proveedores. Del mismo modo ha tramitado más de 28.000 facturas con talleres, dando continuidad a los pagos a proveedores.

Debido a las excepcionales circunstancias en las que nos encontramos tras la declaración del estado de alarma, muchas de las llamadas recibidas por la aseguradora en estos días se han centrado en resolver dudas legales motivadas por la imposibilidad de renovar la ITV o el carné de conducir.

Comenta esta noticia