07 de junio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Los Idus de marzo

La izquierda montó grandes manifestaciones contra el Gobierno de Rajoy por el episodio del Ébola. Y ahora sufrimos la mayor pandemia y la gestiona mal.

 

 

Los Idus eran jornadas de buenas noticias en la antigua Roma , sin embargo los idus de marzo del año 44 antes de Cristo se tiñeron de sangre al ser asesinado Julio César , así el escritor griego Plutarco describió  estos hechos:” César fue advertido del peligro pero lo obvió y el idus de marzo de  ese año fue asesinado”.

Lo que fue más extraordinario aún es que un vidente le había advertido del grave peligro que le amenazaba en los idus de marzo, y ese día cuando César iba al Senado llamó al vidente y riendo le dijo: “los idus de marzo ya han llegado” , a lo que el vidente le contestó :

“Sí pero aún no han acabado”. Este hecho  histórico mereció que Shakespeare en su obra “Julio César” inmortalizara la frase: “Cuídate de los idus de marzo” , y esa frase debe de estar resonando en los oídos de Pedro Sánchez desde que decidiera no hacer caso de los avisos que le estaban llegando desde el mes de enero para que tomara medidas para poner freno a  una crisis sanitaria y social que nos venía encima como un “tsunami”.

 

Sánchez pretendió gestionar las primeras semanas con ideología , haciendo callar a aquellos que le advertían que debía de paralizar los eventos multitudinarios  de todo tipo que estaban o iban  a celebrarse durante los primeros días de marzo , la propaganda de la izquierda está intentando construir el relato basándose en la idea de que el 8 de marzo hubieron desde misas hasta conciertos , por lo que la manifestación no pudo contribuir a expandir el contagio del COVID-19 , evidentemente no fue la causa pero fue un ventilador que provocó miles de contagios al ser la concentración más numerosa en esos días  iniciales del mes, y no hay más que ver la primera línea de las responsables políticas socialistas y comunistas y su contagio posterior.

El gobierno estaba avisado, en la página web del Ministerio de Sanidad en fecha 24 de enero y actualizado en fecha 30 de enero ya se indica la necesidad de proveer al personal sanitario de mascarillas  , protección ocular , guantes , batas impermeables entre otras medidas de protección , y a fecha de hoy aún estamos esperando que nuestros sanitarios tengan  los medios necesarios , ¡dos meses después!

Incluso nos han estafado en la compra de test por querer comprar gangas como ha declarado la Ministra de Asuntos Exteriores. Igualmente la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos ha entregado   al Ministro de Sanidad una durísima carta denunciando la “falta de previsión culposa” a pesar de las advertencias que , según los médicos , el Ministerio ignoró alegremente , el resultado:

Más de un 12% de sanitarios infectados. También hemos escuchado al numero dos de la Policía Nacional José Ángel González  reconocer que hace dos meses el Director General de la Policía encargó que “empezáramos a mover la compra de mascarillas y guantes” , con resultado bastante incierto viendo los casi 10.000 policías y guardias civiles contagiados.

Hasta el Centro Europeo para el control y Prevención de enfermedades emitió un informe el 3 de marzo advirtiendo  a los Gobiernos Europeos que era necesario “evitar actos multitudinarios innecesarios” y que “deberían cancelarse estos actos”, por supuesto España hizo caso omiso y de nuevo se despreciaron los avisos de las autoridades científicas , el único que se reía sobre estos avisos era el científico de cabecera de La Moncloa Fernando Simón.

 El gobierno parece que improvisa y que va por detrás de los acontecimientos. Así  lo que en del debate sobre la aprobación del decreto de alarma no era necesario como el cierre total de la economía , a los pocos días se convirtió en urgente, lo cual evidentemente no nos da ninguna confianza de que el timón esté siendo llevado con firmeza.

 

Tampoco nos podemos fiar de que nadie vaya a quedar atrás en esta crisis , desde luego los autónomos están siendo castigados por este Gobierno , que se niega a  ayudarles eximiéndoles a pagar impuestos mientras no tengan ingresos provocados por esta situación , llegando a afirmar la Ministra Montero que “pidan préstamos” , en un alarde de total insensibilidad social ante millones de emprendedores que lo están pasando mal.

Sánchez, como Julio César, prefirió reírse de los que le decían que empezáramos a tomar medidas en el mes de febrero , utilizando a sus terminales mediáticas que se burlaban de las medidas que se estaban tomando en China e Italia diciendo que era una simple gripe , aún recuerdo programas de entretenimiento en las que se ponían las mascarillas burlándose mientras se estaban suspendiendo los carnavales de Venecia, pero al final tuvo que rendirse a la evidencia y  esperó a decirnos la realidad hasta  el 9 de marzo.

El episodio del Ébola

Por eso hay que decir la verdad , el ser leales no debe de impedirnos denunciar lo que se ha hecho mal , porque es muy serio lo que nos estamos jugando , a pesar de los insultos que a través de las redes sociales estamos recibiendo aquellos que en conciencia creemos que no podemos callarnos ante un Gobierno ineficaz , hay que seguir fiscalizando.

La izquierda convocó decenas de manifestaciones callejeras pidiendo la dimisión de Rajoy y de la ministra Mato cuando murió el perro “Excalibur” en la crisis del ébola, en esos días demostraron su gran deslealtad como ha ocurrido en otras situaciones de gravedad social.

Sánchez se comprometió con los ciudadanos en una de sus comparecencias propagandísticas a que “ Haremos lo que haga falta, cuando haga falta y donde haga falta” , pues esa es su palabra y por ahora las medidas de precaución no acaban de llegar a aquellos que no pueden quedarse en casa , la coordinación para centralizar las compras ha sido un fracaso, que aún no se están haciendo test masivos para aislar debidamente a los ciudadanos positivos en el COVI-19 y nuestros autónomos están siendo abandonados a su suerte , y eso lo tenemos que decir.

 

Comenta esta noticia