18 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Trancas y Barrancas descolocan a Rivera con una incómoda pregunta

Rivera se mostró más serio con Motos que en otras ocasiones.

Rivera se mostró más serio con Motos que en otras ocasiones.

La aparición estelar del pequeño Nicolás puso el punto de humor a una entrevista más seria de lo que acostumbra El Hormiguero. Se echó en falta que el líder de Ciudadanos mostrara su talento

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, visitó por tercera vez El Hormiguero para divertirse con Pablo Motos y su equipo. Le recibieron con una entrevista relajada en la que las hormigas hicieron de las suyas y le sacaron las confesiones más picantes. Algún recadito a Rajoy y la aparición estelar del "pequeño Nicolás" pusieron el punto divertido a una noche en la que faltó que el invitado demostrara sus dotes artísticas, como ya habían hecho Soraya Sáez de Santamaría, bailando, y Pablo Iglesias, cantando.  

Más formal que las dos veces anteriores entró Albert Rivera en el plató de Antena 3 con un traje de terciopelo negro, camisa blanca y corbata. Un look acorde con el tono de la entrevista que fue mucho más serio. Como ya hiciera con Pablo Iglesias, Pablo Motos obvió el tono humorístico del programa para tratar temas como la lucha contra el terrorismo, las elecciones, los presupuestos, el paro o la reforma de la educación. 

Rivera se explayó con Motos con soltura y no perdió vez para dedicarle al candidato popular algunas perlas como: "Es un poco raro que un partido esconda a su candidato. Lo lógico es que vaya a los debates de campaña", en referencia a la negativa de Rajoy a debatir a cuatro bandas.  

También se acordó el de Ciudadanos de su otro contrincante en las elecciones, Pablo Iglesias. "Comprar Irak y la foto de Aznar en las Azores con lo que está pasando en Siria, Mali o Libia es no tener ni idea" respondió después de que el líder de Podemos le criticara por apoyar una posible intervención española si lo pide la OTAN. Tras estos dardos directos a sus oponentes, Pablo Motos bromeó: "Vienes a tope, ¿te has tomado un cola cao o algo?

Uno de los momentos divertidos que nos dejó la noche llegó a través de un video que recogía las impresiones de los vecinos de los barrios madrileños de Salamanca y Vallecas sobre Pablo Iglesias y Albert Rivera. Pero la sorpresa llegó al final, cuando uno de los vecinos se quitó el casco de moto y era ni más ni menos que el "pequeño Nicolás" mostrando su apoyo a Ciudadanos por ser el único partido que lleva en su programa cerrar el Senado. El mediático Nicolás le dedicó al entrevistado unas palabras que sacaron las primeras risas de la noche: "Quién es el que mola más: el pequeño Nicolás. Quién es el que mola menos: el coleta de Podemos", cantó. 

La entrevista más picante

Las hormigas del programa pusieron incómodo a Rivera al preguntarle si borraba el historial de su ordenador. "No tengo ordenador" respondió este. "Entonces, ¿no ves porno?" dijeron las deslenguadas Trancas y Barrancas. "No veo porno" respondió el político visiblemente incómodo.

Fue entonces cuando una de ellas le preguntó sobre su postura acerca de la legalización de la marihuana, a lo que sorprendentemente el político catalán no dudo en responder "sí, quiero regularla". Fue contundente a la hora de explicar que "los adultos" deberían poder consumirla "conociendo los riesgos y sabiendo dónde y cómo la pueden adquirir". "La mafia no es la solución, y la prioridad es evitar que los niños puedan obtenerla", puntualizó. 

Tras una carrera de mini coches en la que participaron los ficticios candidatos de todos los partidos y varios experimentos con otros colaboradores Motos despidió al invitado, ya sin corbata, con un "adiós Pedro". El presentador de El Hormiguero se confundió tras anunciar que el próximo candidato a las generales que pisará el programa será el socialista Pedro Sánchez. 

La entrevista descafeinada de Albert Rivera le dio a Antena 3 un 17,1% de audiencia. Justo el empujón que le faltaba para liderar la noche en la guerra de la pequeña pantalla tras el 23,2% de cuota de pantalla que le había proporcionado el partido de fútbol de Champions entre el FC Barcelona y la Roma. Gran Hermano: Límite 48 horas resistió en segunda posición para Telecinco con un 15,8% y el Constructor a la fuga de La Sexta empató en el tercer puesto con el cine de La Uno de TVE, ambos con 8,9%.  CSI: Cyber les siguió de cerca y anotó un 7,3% en el marcador de Cuatro

 

Comenta esta noticia
Update CMP