20 de agosto de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Alarma en Podemos: A Iglesias y compañía se les gusta el trato en La Sexta

Palo Iglesias, durante una entrevista en La Sexta. FOTO: Atresmedia.

Palo Iglesias, durante una entrevista en La Sexta. FOTO: Atresmedia.

Esta semana vivíamos mucha tensión entre Cristina Pardo y Ramón Espinar. Es el principio de un “cambio de trato” que los morados toman como una declaración de guerra. Tienen un culpable.

¿Se ha acabado la presencia de dirigentes de Podemos en los programas de opinión política de La Sexta? La respuesta es evidente, no. Pero las idílicas apariciones de los Pablo Iglesias, Ramón Espinar, Irene Montero y el resto de dirigentes que compone elenco habitual de contertulios morados en la segunda cadena de Atresmedia se han terminado.

Esta semana, tal y como les ha contado ESdiario, se producía un hecho nada común en uno de los programas informativos de referencia de la cadena verde, Al Rojo Vivo. La intervención de Ramón Espinar, con motivo del día de la celebración de la Comunidad de Madrid, y que les contábamos en primicia, se convertía en uno de los momentos de la temporada televisiva por los enormes cortes de la presentadora al senador de Podemos.

¿Qué ha ocurrido? Pese a que algunas fuentes del partido morado aseguran que existe un enfrentamiento entre la nueva Ejecutiva de Podemos con la dirección de la cadena que, supuestamente, estaría más cercana a las tesis del defenestrado Iñigo Errejón; lo cierto es que el “endurecimiento” de la línea con los dirigentes de Podemos responde a una cuestión de imagen y credibilidad. Los responsables de La Sexta no eran ajenos a la creciente opinión, y una clara tendencia en las redes sociales, que acusaba a los programas de la cadena de estar entregados al “servicio y disfrute” de la formación de Pablo Iglesias. Y es algo que preocupaba entre los directivos de la casa y más después de episodios tan desagradables como el intento de “asalto” de Irene Montero a la tertulia de Hora 25 en la Cadena SER.

Y para minimizar esa opinión y evitar la merma de la credibilidad que estaba sufriendo la televisión informativa de referencia de Atresmedia, tal y como explican fuentes cercanas a la cadena, en La Sexta están dispuestos a visualizar de manera más contundente las posturas críticas a los planteamientos de los contertulios o invitados de Podemos en sus programas, sin evitar ya entrar en asuntos y preguntas que puedan resultar incómodas para la formación morada.

“Hay que prepararse muy bien los temas y no ir ya relajados a La Sexta", dicen en Podemos

Y claro la medida no ha pasado desapercibida en Podemos y existe cierta preocupación por este cambio de “trato”, que ha provocado un gran malestar en la formación morada. Según ha podido saber ESdiario, los teléfonos ardieron tras la entrevista de Pardo a Espinar. Los tremendos “zascas” de la presentadora sustituta de Antonio García Ferreras no pasaron desapercibidos y los grupos de Whatsapp y Telegram de Podemos ardieron con duras descalificaciones a Cristina Pardo y a La Sexta. No aceptan la crítica.

Una frase retumbó especialmente, en uno y otro lado, este martes 2 de mayo: “la próxima entrevista en La Tuerka”. Por parte de La Sexta, ésta es precisamente la línea que se va adoptar a partir de ahora, máxime cuando el enfrentamiento le reportó unos excelentes datos de audiencia: Al Rojo Vivo puso distancia con su principal competidor en la franja de mediodía y sus 8.2% del previo y 12.9% del debate político pusieron tierra de por medio con Las Mañanas de Cuatro y sus datos de 5.6% y 10.4% de share.

Por parte de Podemos “la próxima entrevista en La Tuerka”, es una frase que han tomado como una ‘declaración de guerra’ y avisan a sus contertulios habituales: “hay que prepararse muy bien los temas y no ir ya relajados a La Sexta”, tal y como explican fuentes de la formación morada a este diario.

Comenta esta noticia
Update CMP