05 de junio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Rifirrafe en Cuatro con Fallarás que pide a Aguirre que se jubile en Benidorm

Cristina Fallarás, este martes, en uno de los rifirrafes con otro contertulio.

Cristina Fallarás, este martes, en uno de los rifirrafes con otro contertulio.

Las Mañanas de Cuatro abordaban unas conversaciones relacionadas con el "caso Púnica". El debate se calentó con choque entre periodistas y "recomendación" para dirigentes del PP.

Las Mañanas de Cuatro, que presenta Javier Ruiz, abordaban la actualidad informativa del día este martes atizando, como es habitual, al PP por lo que, decía Ruiz, "los dos grandes escándalos de corrupción España, los de Madrid y Valencia". Sobre el caso Púnica, que afecta a la Comunidad de Madrid, la cadena de Mediaset revelaba unas nuevas conversaciones que dejarían en mal lugar los testimonios de inocencia aportados por Francisco Granados en las que se revelaban que se pagaban "sobres al portador del 20.000, 40.000 y 60.000 euros" por indicación de David Marjaliza

Una de las contertulias habituales de Las Mañanas, de izquierdas como le gusta declararse, Cristina Fallarás estaba este martes más excitada en lo que en ella es de por si ya habitual. La colaboradora de Cuatro escuchaba las grabaciones en la que podría establecerse el modus operandi para enriquecer a los participantes activos de esa trama Púnica y gesticulaba y golpeaba la mesa ostensiblemente a modo de disgusto sobre lo que estaba escuchando y también sobre lo que apuntaba otro de los invitados, el periodista Rafael Vara, que desesperado ante las continuas interrupciones de Fallarás increpó a la tertuliana insinuando que tenía ciertos problemas auditivos: "Tu es que debes tener problemas de oído", acusaba Vara

"Sí, soy roja, qué pasa, lo digo claro, soy roja", confiesa Cristina Fallarás en Cuatro tras sus continuos ataques al PP

Como era de esperar, y dado el fuerte carácter que siempre demuestra Cristina Fallarás, la "ofensa" tuvo respuesta inmediata y en tono elevado -y en numerosas ocasiones- aclaró a su compañero de tertulia "oye, perdón, yo escucho perfectamente y no tengo ningún problema de audición". Tanta tensión se vivió en el momento que Javier Ruiz puso calma, pero sólo por unos instantes porque volvía a tomar la palabra Fallarás para insistir: "Perdona, pero yo oigo perfectamente". 

Y como si no estuviese ya de por sí caliente la cosa, Ruiz relacionaba entonces estas manifestaciones con la responsabilidad directa sobre ello de Mariano Rajoy y, sobre todo, de Esperanza Aguirre. Momento, entonces, de mayor solivianto de la periodista zaragozana que aportaba una singular salida para Aguirre y Rajoy: "¡Por favor, que se marchen jubilados a un piso de Benidorm!, decía casi entre gritos. 

Un programa caliente, con el hilo conductor de los casos de presunta corrupción del PP y máximo protagonismo para Aguirre, y en el que Cristina Fallarás tenia tiempo también para volver a tener un nuevo rifirrafe, en esta ocasión con otro de los invitados al programa. Nuevo "choque" que al final provocó una confesión de la periodista: "sí, soy roja, qué pasa, lo digo claro, soy roja". 

A última hora de la emisión del programa, Las Mañanas de Cuatro hacían una conexión en directo para ampliar la información anunciando que el socialista Tomás Gómez también se habría beneficiado de estas "mordidas". 

 

Comenta esta noticia