08 de diciembre de 2019 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Jorge Javier Vázquez reprueba la actitud de las Carrillo y las llama "zumbadas"

Lucía reconoció que la relación con su hija es tóxica

Lucía reconoció que la relación con su hija es tóxica

Lucía Pariente se ha convertido en una de las concursantes más cuestionadas de Supervivientes. Se esperaban con ansia sus primeras palabras tras abandonar Honduras.

Lucía Pariente empezó su entrevista en plató reconociendo: “Me siento derrotada y fracasada. Hubiera tenido que estar más entera, equilibrada y sobrevivir”. También pidió perdón a sus compañeros “si alguno de ellos se ha sentido maltratado. Tengo un problema, no se expresar sentimientos positivos, solo negativos”. Posteriormente, reveló el que para ella ha sido uno de sus grandes fallos en el concurso: “Tenía el concepto equivocado. Iba preparada para la supervivencia pero no para la convivencia”. Sobre su difícil relación con el resto de concursantes, sobre todo cuando no le seguían el juego, aclaró: “Uno de mis defectos es me emociono, pongo mucho entusiasmo en lo que hago y sino recibo lo que espero, no se encajarlo. Necesito tener un líder a quien seguir”.

Jorge Javier le dijo a Lucía que ella y su hija, en el concurso, se habían mostrado como “Dos pandilleras del vocabulario. Habéis hecho del conflicto vuestra forma de vida”. Por su parte, la protagonista respondió: “No he estado en el concurso del que me hablas. He estado en uno donde hacía lo que podía y todo era bidireccional”. Y, como no, la relación con su hija salió a relucir: “Alba, a veces, me ve como un problema. Ella se refugia en echarme la culpa a mí. En ocasiones, como madre e hija, vivimos situaciones muy cercanas a lo tóxico”.

Lucía se quedó noqueada cuando su hermana, mirándola a los ojos, le dijo: “No has sido tú en el concurso. No se qué te ha pasado, pero tú no eres como te has mostrado. Deberías haber tenido en cuenta que la gente no te conoce y no decir cosas como que nunca has estado enamorada de tu marido”. Y sobre su marido, expresó “Nos dijo en repetidas ocasiones a mi hija y a mí que tuviéramos cuidado de que nuestra participación en el concurso no la salpicara. Lo peor de todo es que ni siquiera me va a hacer ningún reproche”.

Han saltado chispas entre Alba y su madre con Gloria Camila y su novio en Honduras. Al respecto, Lucía ha comentado: “No quiero hablar de ella. Gloria no es una persona agradable. Tiene una boca muy suelta”. Cuando tocó el turno de intervención de los colaboradores, una lluvia de reproches cayó sobre Lucía. Ella expresó: “Estoy rota. Me cuesta procesar y reaccionar. ¿Me puedes repetir la pregunta?”. Jorge Javier desmintió a Kiko Matamoros cuando pidió a Lucía  que dejara de mentir, que estaba muy entera y que había tenido fuerzas para poner un montón de condiciones para conceder la entrevista. “He hecho la entrevista que quería hacer. Nadie me ha dicho qué tenía que preguntar. Me gustaría explicar algo que me han dicho y que deja muy bien a Lucía en cuanto a su participación en el programa de hoy”.

Lo que se esperaba como un gran enfrentamiento entre la madre de Alba y Kiko Matamoros, por las desagradables palabras que ella dijo sobre Laura, quedó en nada cuando pidió perdón. El colaborador de Sálvame aceptó el perdón, en su nombre y en el de su hija, y añadió que él sí había dejado que Laura escogiera su camino, cosa que Lucía quizás no había hecho con Alba. Y aquí se zanjó la cuestión.

Para terminar, Jorge Javier fue muy sincero y le dijo a Lucía “Con lo que se ha visto de vosotras en el concurso, os habéis quedado sin crédito. Va a ser difícil que alguien os crea. En mi caso, te tengo aquí delante, te veo, hundida, rota pero algo me impide darte cariño. La gente os ve como un paz de zumbadas. ¿Te has parado a pensar que hay un tenista en este país que está feliz con la imagen que habéis dado?”.

 

 

Comenta esta noticia
Update CMP