25 de junio de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La plantilla de Canal Sur se levanta contra el PP después de 30 años callada

Los trabajadores de Canal Sur protestando este miércoles.

Los trabajadores de Canal Sur protestando este miércoles.

Los trabajadores de la radiotelevisión andaluza se han vestido de negro contra el gobierno de Moreno, igual que en su día los de TVE lo hicieron contra el gobierno de Rajoy. Casualidades.

Canal Sur cumplió 30 años en febrero, de los cuales 30 ha estado bajo la batuta de los socialistas. Ha estado y lo sigue estando, puesto que el director general que asumió el mando en marzo de 2013 de forma teóricamente interina y transitoria, Joaquín Durán, es el que sigue estando ahora. Seis años después. 

La plantilla de Canal Sur Radio y Televisión, que hoy asciende a 1.462 trabajadores, se ha pasado tres décadas callando. Y ahora, cuando el PP y Ciudadanos tratan de buscar una salida a la difícil (por la rigidez de su ley) renovación del Consejo de Administración para que éste refleje la mayoría actual del Parlamento, han decidido que es momento de protestar. 

De los viernes negros de TVE cuando gobernaba Mariano Rajoy se ha pasado a los miércoles negros de Canal Sur ahora que gobierna Juan Manuel Moreno y no Susana Díaz.

Sus promotores los llaman "miércoles al sur", pero la esencia es la misma: vestirse de luto y protestar por la falta de inversiones en el mastodóntico ente público andaluz, que solo en 2018 tuvo un presupuesto de 162,7 millones de euros. De ellos más de 87 millones únicamente para pagar los gastos de personal. 

Este miércoles, los trabajadores de Canal Sur organizaron una marcha al Palacio de San Telmo (la sede de la Presidencia de la Junta) y al Parlamento de Andalucía para registrar un documento con sus reivindicaciones. 

Entre ellas, reclaman a los grupos políticos "un gran pacto que dé continuidad a un instrumento que ha resultado vital en la vertebración de Andalucía y la cohesión del territorio". 

 

No era la primera acción de protesta pero sí la más ruidosa. Y ya anuncian que seguirán cada miércoles hasta Recuperar la nuestra, que es su grito de guerra. 

En Canal Sur Radio y Televisión se da una situación endemoniada, parecida a la que Rajoy encontró en 2011 en TVE cuando llegó al Gobierno por mayoría absoluta. 

La corporación lleva seis años en situación de interinidad, con una docena de directivos que cobran más que el mismísimo presidente regional y que son herencia de la época socialista. 

 

Pero sucede que, por ley, para elegir nuevo director general y Consejo de Administración la ley estipula que ha de darse una mayoría de dos tercios en el Parlamento. Lo que implicaría que el PSOE se sumara al bloque formado por el PP, Cs y Vox

Populares y Ciudadanos están intentando promover una nueva ley para rebajar esa mayoría que sea a una mayoría absoluta de la mitad más uno. Pero tampoco está resultando fácil. Y el consejero de Presidencia, Elías Bendodo, ha llegado a avisar de que si no hay acuerdo, intervendrán la RTVA por decreto, como tuvo que acabar haciendo Rajoy en 2012 en TVE.

El acuerdo de gobierno que sellaron el PP y Cs compromete a ambas formaciones a "reducir el gasto, mejorar la eficiencia y racionalizar los recursos de RTVA y garantizar el servicio público y la neutralidad ideológica e informativa". Pero todo pasa por que haya una nueva dirección. Y entre tanto la plantilla dirige todas sus críticas contra Moreno.

Comenta esta noticia
Update CMP