La resurrección de Guedes salva al Valencia de la catástrofe

Guedes celebra un tanto para la historia

Guedes celebra un tanto para la historia

Tras realizar un partido cercano al bochorno, las milagrosas apariciones del portugués y de Gameiro en el descuento salvan a los de Marcelino de la quema.

Poco importa que Gonçalo Guedes no estuviera teniendo, más allá del atenuante de su periodo de baja por lesión, una campaña nada destacada hasta el momento; ni siquiera habida cuenta, en este caso, del agravante de haberse convertido en el fichaje más caro de la historia valencianista el pasado verano.

Lo cierto es que los pasajes que en mayor medida el aficionado recuerda en torno a una temporada guardan casi siempre relación con los momentos cumbre, los choques determinantes y, como norma general, los últimos meses de competición en los que uno acostumbra a jugarse los garbanzos en su máxima expresión.

Ese chispazo de Guedes, acompañado por la maravillosa jugada previa de Gameiro, permite al Valencia CF solventar - tal vez sería más preciso decir olvidar - un lamentable desempeño colectivo en una, a priori, fácil eliminatoria, a la vez que proporciona a sus seguidores ese halo de esperanza para seguir soñando con el título de la Europa League y, por ende, apurar la vía más factible para lograr el objetivo de la Champions. Corría el minuto 93, y pocas sensaciones de alivio mayores se recuerdan en una entidad que está a poco más de tres días de convertirse en centenaria. Ahora más que nunca, la onomástica podrá irradiar felicidad por los cuatro costados.

Así materializó Guedes un postrero empate con marchamo milagroso. El Valencia parece abonado a superar eliminatorias apelando a la épica en el año del Centenario.

Comenta esta noticia
Update CMP