23 de agosto de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Bankia superó el 45% de clientes digitales y ganó un 40% más en 2018

Integración y digitalización han sido las claves del pasado ejercicio para la entidad que dirige José Ignacio Goirigolzarri. Se ha conseguido reduciendo los activos no rentables el doble.

En un entorno de tipos de interés más bajos de lo previsto, y con un horizonte en el que se puede alargar esta circunstancia, Bankia obtuvo un beneficio atribuido de 703 millones de euros en 2018, lo que supone un incremento del 39,2% respecto a 2017. En términos ordinarios, el beneficio se situó en 788 millones, lo que supone un descenso del 3,4% respecto a los 816 millones ganados en el ejercicio anterior.

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, ha destacado que el año 2018 ha sido, desde el punto de vista estratégico, muy importante para ellos porque han integrado a BMN en un tiempo récord, y eso les abre posibilidades de cara al futuro. La fusión les ha proporcionado además un importante incremento de su base de clientela. En ese sentido el presidente además asegura tener “esperanza” en algún tipo de evolución en los tipos de interés a lo largo de 2019.

Goirigolzarri ha mostrado, además, gran confianza en la transformación de la entidad en el año que acaba de iniciarse. “Entramos en el año 2019 con una nueva organización. Una organización pensada para el futuro, una organización mucho más ágil y mucho más ambiciosa. Y eso, desde luego, nos va a dar resultados en el corto, pero también en el medio y largo plazo”.

Por su parte, el consejero delegado de la entidad, José Sevilla, ha puesto en valor que a lo largo de 2018 han crecido en los segmentos clave de su negocio, como el crédito al consumo y la financiación a empresas, en los que han aumentado las formalizaciones e incrementado su cuota de mercado. Clave resulta el que mantienen su compromiso con la devolución de 2.500 millones de capital previstos en el plan estratégico.

Sevilla ha subrayado que se cierra un año “muy importante en todo lo referente a sanidad del balance y al crecimiento de su ratio de capital, que alcanzará el 12,5% cuando se cierren las transacciones en curso, lo que les mantiene como una de las entidades más solventes del sector. La reducción del 35% de los saldos de activos no rentables, que suponen 6.000 millones, son más del doble de lo previsto, mientras que los ahorros de costes por sinergias apuntan ya a los 190 millones del plan estratégico. 

Clientes más vinculados 

La actividad del ejercicio estuvo muy influida por la fusión de Bankia y BMN, y precisamente por ello se registró un año de menos a más en el dinamismo comercial. Bankia ha incrementado la base de clientes nuevos y vinculados; ha concedido más hipotecas, créditos al consumo y financiación empresarial; registrando crecimientos en negocios de valor añadido, como los medios de pago y la gestión de activos, y observó cómo aumentaba el ritmo de digitalización de los usuarios.

El banco elevó en 120.576 el número de clientes durante el ejercicio y aumentó la vinculación, ya que al término del año contaba con 103.000 clientes más con los ingresos domiciliados. En la base de clientes, se produjo, además, un aumento del ritmo de digitalización, de manera que, a final de año, el 45,4% de los clientes eran digitales y el 25,8% de las ventas se realizaron por esta vía, frente al 15,7% del año precedente. Destacar que el 31,4% de las concesiones de crédito al consumo se hicieron de forma digital, al igual que el 19,4% de la contratación de planes de pensiones o el 12,6% de fondos de inversión. 

 

Además, la mitad de los clientes del banco cuentan ya con un gestor personalizado. De ellos, 755.000 clientes son atendidos en la actualidad por un asesor personal a distancia, a través del servicio ‘Conecta con tu Experto’. La llave de la digitalización son los medios de pago, y Bankia es el primer banco nacional con todas las plataformas disponibles, convirtiéndose en líder de transferencias inmediatas. Bankia ha sumado en el último año 530.000 clientes a sus canales digitales.

Con estos resultados, el Consejo de Administración propondrá a la Junta General de Accionistas elevar un 5% el dividendo por acción, hasta los 11,576 céntimos (11,024 céntimos en 2017). Así, la cuantía total que se abonará a los accionistas de Bankia ascenderá a 357 millones de euros, frente a los 340 millones del ejercicio precedente. El pay-out alcanza así el 50%.  Con la participación actual del 61,4% que tiene el FROB en Bankia, este dividendo supondrá un nuevo avance en el proceso de devolución de las ayudas por importe de 219 millones de euros. Así, el total de las ayudas reintegradas tras realizarse el pago, que está previsto en abril, ascenderá a 3.083 millones de euros, de los que 961 millones corresponden a los cinco dividendos abonados desde 2014.

Comenta esta noticia
Update CMP