09 de julio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Torra se amotina, desafía a Sánchez con su investidura y Lastra le salva la cara

Torra y su gabinete en su declaración de este viernes tras ser inhabilitado.

Torra y su gabinete en su declaración de este viernes tras ser inhabilitado.

El presidente inhabilitado impone a Torrent un pleno este mismo sábado a las 5. Antes, Esquerra reúne de urgencia en 24 horas a su Ejecutiva, Y el PSOE carga... contra la JEC.

Desde que al filo de las 7 de la tarde la Junta Electoral Central ha anunciado la inhabilitación definitiva de Quim Torra como presidente de la Generalitat y la de Oriol Junqueras como eurodiputado, la clase política en Cataluña y, también en el Palacio de la Moncloa, contiene el aliento.

Más aún, con la reunión urgente este sábado de la Ejecutiva de Esquerra para valorar el nuevo escenario político. Y con otro amotinamiento en marcha con un gesto inédito, la retirada momentánea de la bandera de España del Palau de la Generalitat. Luego ha sido repuesta.

A las concentraciones de las entidades independentistas y el aparente cierre de filas de su socio de Esquerra, Torra ha reaccionado con una enigmática reunión urgente y extraordinaria de su gabinete.

Y, poco después, la reacción del destituido: se amotina contra la Justicia española, lanza un nuevo órdago a Pedro Sánchez y contraprograma la investidura con un pleno en el Parlament que exige a Roger Torrent que se celebre este mismo sábado. Y que el presidente de la Cámara ha convocado para las 5 de la tarde.

"Una vez más se quiere alterar la voluntad política de los catalanes. Me debo al Parlament de Cataluña. Ahora es el momento de reforzar las instituciones", ha dicho tras calificar la resolución de la JEC como un "golpe de Estado".

Pero lo más insólito ha sido la reacción de la portavoz socialista, Adriana Lastra, asumiéndo el argumentario de Torra. "Tenemos serias dudas de que la JEC sea competente para adoptar estos acuerdos como así han defendido 6 de los 13 miembros de la Junta Electoral Central. La JEC no es un órgano jurisdiccional sino meramente administrativo, no es un tribunal", ha señalado Lastra en una declaración en los pasillos del Congreso sin posibilidad de preguntas de los periodistas.

En la misma línea, todo un futuro ministro de Sánchez, Alberto Garzón, disparando contra la mismísima separación de poderes:

Y Torra a lo suyo. "Mientras el Parlament no diga lo contrario, continuaré siendo diputado y presidente, y ejerciendo las funciones de mi cargo. Soy diputado y presidente", ha defendido el rebelde en una declaración institucional en el Palau de la Generalitat junto al Govern al completo. Torra ha insistido en que solo el Parlament lo puede destituir del cargo y ha calificado la decisión de la JEC de "un nuevo golpe de Estado contra las instituciones catalanas".

  

Otra vez los independentistas echados a la calle contra las decisiones judiciales.

 

Pero junto a la reacción de Torra también se ha producido la de Esquerra tras conocer el varapalo a Junqueras.

ERC ha convocado para este sábado por la mañana una reunión extraordinaria de su Ejecutiva para "valorar las consecuencias" de las dos decisiones de la Junta Electoral Central. Fuentes del partido han explicado que el encuentro servirá "para analizar la decisión de la JEC, coordinar la respuesta y valorar las consecuencias en el calendario político inmediato".

Mientras, en la calle, unas 2.000 personas se han concentrado en la plaza Sant Jaume de Barcelona convocados por la ANC, en una concentración a cuya convocatoria se han sumado los CDR. El propio Torra ha salido del Palau de la Generalitat donde ha entregado a la presidenta de la ANC, Elisenda Paluzie, la pancarta con el mensaje Llibertat presos polítics i exiliats / Free political prisoners and exiles que estuvo colgada en el balcón de la Generalitat.

El reloj ha vuelto a volver atrás en Cataluña y puede pararse en La Moncloa y en Ferraz. De momento, a Pedro Sánchez puede este viernes reaparecérsele ... el insomnio.

 

 

Comenta esta noticia