02 de diciembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Podemos ante el juez: Del OImo eligió a Neurona para evitar "filtraciones"

Juanma del Olmo conversando con Irene Montero.

Juanma del Olmo conversando con Irene Montero.

El juez Escalonilla ha tomado declaración a los máximos responsables del partido de Pablo Iglesias por los pagos a la consultora, denunciados por su ex abogado José Manuel Calvente.

 

El juez Juan José Escalonilla estrecha el cerco sobre los presuntos pagos irregulares de Podemos a la consultora Neurona. El responsable de comunicación del partido, Juanma del Olmo, ha tratado de defender ante el magistrado la contratación de la empresa mejicana alegando que le pareció políticamente "confiable" y que, al declararse como una consultora de izquierdas, consideró que era la mejor opción para que no se produjesen "filtraciones de las debilidades" de la formación de Pablo Iglesias a sus adversarios, en plena campaña electoral a la últimas generales.

Varios miembros de la cúpula de Podemos: Juanma del Olmo (secretario de Comunicación), Daniel de Frutos (tesorero), Andrea Deodato (responsable de Compras y Finanzas) y Rocío del Val (gerente de la formación) se han sentado hoy ante el magistrado, desde las 10.00horas, para tratar de  explicar los contratos suscritos entre el partido de Pablo Iglesias y la empresa mejicana Neurona-consultora vinculada a Juan Carlos Monedero e investigada por la Fiscalía de Bolivia-. Todos ellos se enfrentan a varios delitos de financiación ilegal, blanqueo de capitales, revelación de secretos y administración desleal.

Del Olmo ha explicado al magistrado que su vinculación con la consultora se limitó a tomar un café con el responsable de la empresa en 2018, César Hernández, y que le pareció "muy bueno" en su campo. Motivo por el que continuó fraguando una relación que consolidó un año más tarde cuando ante la cita electoral múltiple de elecciones europeas, nacionales, autonómicas y locales, decidió encargarles soporte para reforzar al equipo de campaña de Podemos. A partir de ese momento, se desentiende: él sólo mantuvo contactos con cuatro de los más altos cargos de Neurona porque la "supervisión del día a día" era cometido de otros miembros del equipo.

En la misma línea que el principal responsable de la designación de la empresa mejicana se han posicionado sus compañeros de partido: Rocío Val, la primera citada esta mañana de viernes, Daniel de Frutos, quien efectuó los pagos; y, Andrea Deodato, como responsable del área de compras del partido.

Irregularidades

Tanto el juez Escalonilla como los fiscales encargados del caso sospechan que los contratos suscritos entre Podemos y Neurona pudieron ser una excusa para desviar subvenciones públicas a fines diferentes de la financiación de la campaña electoral para la que fueron concedidas. Esto es, los de Podemos habrían efectuado una serie de transferencias de dinero que "no tuvieron como finalidad el pago de servicio alguno".

No en vano, el gestor de la consultora chavista en España, Elías Castejón, confirmó al magistrado pagos ajenos al contrato de trabajos electorales que, además, no eran deducibles y así se lo hizo saber a los responsables de la presunta trama: "Hacienda no va a aceptar las facturas y nos las va a pedir sí o sí".

Tribunal de Cuentas

El Tribunal de Cuentas fue el primero en dirigirse a Podemos para que aclarase las facturas emitidas a Neurona por una serie de trabajos acometidos durante los meses de marzo y abril de 2019 y enfocados a las elecciones generales del 28 de abril de ese mismo año. El órgano fiscalizador exigió a los de Iglesias que aportasen los documentos justificativos de la contratación de la filial española de la empresa mejicana, presuntamente implicada en una trama corrupta del Gobierno de Evo Morales, dado que la vinculación comercial entre el partido de Iglesias y Neurona Comunidad, S.L. resultaba opaca.

Podemos adjudicó los servicios electorales a su consultora de referencia por importe de 363.000 euros y decisión unilateral de su secretario de Comunicación, Juanma del Olmo, en base a un documento de partidas genéricas y sin control previo de los órganos internos del partido habilitados para ello. Conceptos amplios y sin desglose presupuestario pusieron en alerta al Tribunal de Cuentas: "Elaboración de líneas estratégicas de pre-campaña electoral; elaboración de líneas estratégicas de campaña electoral; diseño, creación, integración y operación de soluciones audiovisuales y productos comunicacionales; cobertura gráfica y audiovisual en pre-campaña y campaña; y, spots en alta definición".

Comenta esta noticia
Update CMP