27 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Montero da a Iglesias un baño de realidad: "Solamente tenemos 155 diputados"

La portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, este martes.

La portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, este martes.

La ministra de Hacienda y Moncloa dan a Podemos una de cal y otra de arena. Le otorgan presencia en las futuras negociaciones pero enfrían las expectativas sobre sus líneas rojas.

El Gobierno tiene un nuevo mantra para tratar de meter presión a propios y extraños y salvar sus PGE para 2021. Lo ha oficializado a primera hora el propio Pedro Sánchez en su entrevista radiofónica en la SER y lo ha reiterado horas después la propia portavoz del Ejecutivo, María Jesús Montero, tras la reunión del Consejo de Ministros.

El nuevo argumentario de La Moncloa liga el reparto de los 140.000 millones de los fondos europeos frente al Covid a la aprobación de las Cuentas para 2021. Es decir, que la coalición PSOE-Podemos vuelve a exigir un cheque en blanco a la oposición para desarrollar la agenda progresista del acuerdo de gobierno que suscribieron en diciembre Sánchez y Pablo Iglesias.

"Este virus no entiende de ideología y aquellos que quieran sacar tajada política están malgastando el tiempo", ha advertido Montero en vísperas del encuentro entre Sánchez y Pablo Casado y el que horas después el presidente mantendrá con Inés Arrimadas.

Pero con un velado mensaje dirigido también a Podemos en clave interna, tras las líneas rojas que el socio morado amenaza con imponer al sector socialista del gabinete. Ambos socios tienen una cita este mismo martes para desbrozar el camino y allanar sus evidentes diferencias.

 

Sánchez este martes, abriendo el curso político con una entrevista en la SER.

 

Preguntada por esas posibles "líneas rojas" de Podemos en la negociación del borrador de Presupuestos Generales que ya diseña Hacienda, Montero ha asegurado un dialogo fluido con todos los partidos y ha dado un baño de realidad a Iglesias sobre las urgencias del Gobierno por acordar el proyecto de Cuentas Públicas.

"Los Presupuestos son los presupuestos de todo el Gobierno, no son los presupuestos de la ministra de Hacienda", ha advertido Montero. "Las dos formaciones que componen el Gobierno se tienen que considerar razonablemente cómodas siendo conscientes de que solo contamos con 155 diputados", ha recordado a su socio en el Consejo de Ministros.

Y frente a la intransigencia que ha hecho asomar Iglesias en su vuelta al trabajo, la portavoz de Sánchez se ha mostrado mucho más flexible. "Escucharemos e intentaremos buscar caminos de encuentro. Este es un proceso de diálogo de ida y vuelta sobre propuestas, hasta que consigamos la propuesta definitiva", ha apostillado. Eso sí, en las reuniones de trabajo con las distintas formaciones con representación parlamentaria en materia presupuestaria también habrá miembros de Podemos.

 

 

Comenta esta noticia