22 de noviembre de 2019 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Señalan a la culpable del "fracaso" del matrimonio de los Reyes Felipe y Letizia

Con amigos así, mejor tener enemigos, debe de estar pensando la esposa del Monarca, después de leer una entrevista que da por fracasado su matrimonio y tilda de amargado a su marido.



Por si no tuviera suficiente con el libro que amenaza con amargarle el 80 cumpleaños a la Reina Sofía este próximo 2 de noviembre, Jaime Peñafiel ha concedido una polémica entrevista en El Mundo en la que rompe su dinámica habitual de atacar a la Reina Letizia para defenderla asegurando con no poca mala leche que "no ha engañado nadie": "El primer día, el que anunciaron su compromiso, ya mandó callar a Felipe y no ha cambiado un ápice desde entonces", afirma cuando le preguntan sobre el amor que imperó como criterio básico en el matrimonio.

Con amigos así, mejor los enemigos, pensará Doña Letizia: "Es su carácter, que está fenomenal, pero se olvida de que ella es la consorte. No son el Rey y la Reina: son el Rey y su consorte", matizó.

Claro que mucho peor parado sale el Rey: "Felipe es una persona triste y amargada, muy influido esto por su matrimonio, que ha sido un fracaso". 

No es el único que ha fracasado en su matrimonio, dice, y asegura que sus hermanas también lo han hecho y que la culpa "es de los padres" : "No les supieron convencer de que se habían enamorado de quien no debían y, luego, doña Sofía intentó ayudarles en el matrimonio a los tres con un rotundo suspenso. Doña Sofía ha fracasado como madre y como esposa. No educó bien a sus hijos y no supo divorciarse. Juan Carlos la maltrató públicamente. Sin embargo, a diferencia de Letizia, ha sido una buena reina. Nunca ha exteriorizado su tristeza, ni su dolor. Letizia salta y Felipe se asusta, le tiene miedo. Así no se comporta una Reina".

En este sentido, Peñafiel muestra su predilección por Don Juan Carlos que, en su opinión, "tiene unos valores humanos muy superiores a los de su hijo".

En cualquier caso admiten que Felipe VI ha tenido "muy mala suerte": "Yo creo que él mismo no esperaba la situación que estamos viviendo. Felipe no tiene la capacidad que tenía su padre, ni la mano izquierda, ni la experiencia vital. Es buena persona sin esfuerzo, pero le veo preocupado, triste...".

Comenta esta noticia
Update CMP