30 de noviembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Un problema de 60 millones de euros para el Real Madrid de Zidane

Jovic, en la grada, en uno de los partidos de la presente temporada.

Jovic, en la grada, en uno de los partidos de la presente temporada.

Con un coste de 60 millones de euros, la estancia de Jovic en el Real Madrid es uno de los principales fracasos del club y de Zidane, valedor del fichaje, como entrenador blanco.

Tras el compromiso del Real Madrid ante Mönchengladbach en la fase de grupos de la UEFA Champions League, quedó en evidencia que, aunque el Madrid se encuentra en una situación grave de cara a la portería, Jović no tiene la confianza de su entrenador.

Para Zidane es mejor poner en ataque a Casemiro, Varane o al propio capitán, Sergio Ramos, quien desde el minuto 84’ hizo un gesto al banquillo indicando «¡Me quedo arriba!», mientras que Casemiro se adelantó como mediapunta y Varane tomó dirección hacia el ataque, técnica que le funcionó muy bien al entrenador madridista, ya que de esta manera se igualó el compromiso. El brasileño dio una asistencia y un gol, y el serbio observó la remontada desde el banquillo de suplentes en Alemania.

Cabe destacar, que las palabras de Zidane refiriéndose a Jović tras la salida de Borja Mayoral fueron: «Es un jugador del Madrid. Creo que a Jović le he pedido yo. Por eso cada uno puede opinar, puede decir, ahí no me voy a meter». Sin embargo, el serbio sigue sin entrar en los planes de la delantera del conjunto merengue para la presente temporada.

Es preciso recordar que en la primera jornada de LaLiga ante la Real Sociedad, el jugador no calentó a pesar del 0-0, además debutaron dos canteranos (Marvin y Arribas) antes que poner a jugar a Jović

Del mismo modo, del jugador no se ha visto tampoco disposición en los cuatro partidos que ha disputado no ha tenido participación de juego. Asimismo, su escapada a Belgrado durante el confinamiento, generó malestar en el club blanco. El tema aún no se ha cerrado del todo, y existe una posible pena de seis meses de cárcel, hecho que el padre del delantero niega rotundamente afirmando que son «complots en contra de su hijo»

Al hablar del juego de Jović, es evidente que su ritmo es distinto al resto, esto se ve reflejado en el compromiso ante el Betis, en donde en 72 minutos, sólo tocó 14 veces la pelota y dio apenas 10 pases (cuatro de ellos errados). Asimismo, el debut en la UEFA Champions League no fue lo que esperaba el serbio, en 59 minutos estuvo en contacto con la pelota solo en 16 ocasiones.

Por otro lado, Zidane declaró en rueda de prensa que Benzema y Jović pueden jugar juntos: «Sí, pueden jugar juntos. La única cosa es que nosotros tenemos muchos partidos y muchas posibilidades de jugar de diferente forma. Todos los partidos son diferentes y puedes elegir quiénes juegan», pero está claro que tras los partidos disputados, no le convence el serbio junto a Benzema, ni tampoco funciona en solitario.

El técnico francés buscará cualquier solución como Ramos, Casemiro o Varane, antes que poner al jugador que costó 60 millones de euros en cancha y esto con solo dos meses de competición.

Comenta esta noticia
Update CMP