05 de diciembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Sánchez disfraza de urgencia nacional su coalición con Podemos

El presidente del Gobierno en funciones ha escrito a sus militantes socialistas reclamando apoyo a un acuerdo que dejó atónita a toda España por la celeridad con la que se presentó.

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, va paso a paso construyendo su relato con el que pretende justificar el inédito acuerdo de gobierno de coalición con Podemos. Un pacto que llevará a Pablo Iglesias hasta una vicepresidencia, y que se presentó a la opinión pública menos de 48 horas después de conocer los resultados del 10-N, en los que se celebraron unos comicios en el que socialistas y podemitas perdieron juntos 1,5 millones de votos respecto a las elecciones del 28-A.

Tras las primeras reuniones del PSOE con otras formaciones políticas necesarias en el Congreso de los Diputados para dar vía libre al gobierno Frankenstein que ya intentó en anteriores ocasiones Sánchez, el propio presidente ha urgido hoy a su militancia socialista a respaldar el acuerdo.

En una misiva a los militantes, el secretario general del PSOE pide apoyo a un pacto que califica de "imprescindible" tras el resultado de las elecciones y que garantiza "un único gobierno cohesionado, basado en la lealtad y solidaridad gubernamental".

"El acuerdo ha sido posible cuando una y otra parte nos hemos convencido plenamente. Ahora, ambos tenemos las garantías que necesitábamos", explica Sánchez, quien destaca que el acuerdo firmado el pasado martes abre paso "al primer gobierno nacional de coalición en la historia de nuestra democracia reciente".

"Para Unidas Podemos era crucial participar en el Consejo de Ministros. Para el PSOE era condición indispensable garantizar un único gobierno cohesionado, basado en la lealtad y la solidaridad gubernamental. Especialmente en los asuntos económicos y territoriales capitales", explica Sánchez a los militantes socialistas.

Además, el secretario general del PSOE ha recordado que en la campaña electoral prometió, si conseguía la confianza mayoritaria de la ciudadanía, dar un paso "inmediato" para superar el bloqueo político, tal y como ha demostrado con una propuesta que se hizo "efectiva en menos de 48 horas" de las elecciones generales.

Por eso, ha animado a la militancia a votar el próximo sábado 23 de noviembre a favor de este acuerdo porque, según ha señalado, el gobierno de coalición de izquierdas es "el único capaz de romper el ciclo interminable de elecciones y bloqueos sucesivos que arrastramos desde hace cuatro años".

 

Avisa de la "ultraderecha fortalecida"

Además, Sánchez ha advertido de que la coalición entre ambas formaciones es la "esperanza progresista" para los ciudadanos que miran "con preocupación el auge de una ultraderecha fortalecida por unas derechas que se acobardan ante sus mensajes de odio y que se abrazaron a ella en gobiernos autonómicos y municipales cada vez más retrógrados".

"Una ultraderecha fortalecida por quienes les dan cobertura en sus proclamas contra pilares constitucionales tan esenciales como la igualdad de género, la libertad de expresión, la protección de las minorías o el propio Estado de las Autonomías", ha añadido.

Al respecto, el socialista ha asegurado que la izquierda no va aceptar que el discurso "del odio y la intolerancia avance", como tampoco que "se frustre la voluntad mayoritaria de contar con un gobierno progresista". "Y menos aún, que se perpetúe el bloqueo político que impide que nuestro país tenga gobierno. España no puede vivir en la interinidad política por más tiempo", ha insistido.

Sánchez ha admitido que el camino "no será sencillo" porque la "ultraderecha ha contaminado buena parte de las fuerzas conservadoras con sus postulados extremistas y sus métodos de falsedad, insulto e intimidación", pero que se recorrerá "sin perder de vista las metas: impulsar la justicia social frente a la desigualdad; la limpieza contra la corrupción y la convivencia ante la confrontación y el odio".

 

Pide responsabilidad al resto de fuerzas


Sánchez ha apelado también a que el resto de fuerzas parlamentarias tengan también esa "misma responsabilidad, especialmente aquellas que "comparten los valores de progreso, para que contribuyan a buscar soluciones allí donde otros se empeñan en poner obstáculos".

Según ha especificado, la responsabilidad que pide al resto de partidos es para "ensanchar las bases del acuerdo para contar con una mayoría sólida a lo largo de toda la legislatura". "El Gobierno que estamos propiciando con el preacuerdo es, desde luego, el que puede dar mejores respuestas a los problemas nacionales", ha puntualizado el presidente del Gobierno.

Entre ellos, Sánchez ha resaltado que el Ejecutivo, formado por ambas formaciones, estará "comprometido con la igualdad entre hombres y mujeres, que defienda los servicios públicos y la cohesión social, que apueste por el crecimiento y la innovación en la economía, que avance en el reconocimiento de nuevos derechos, que lidere la lucha contra el cambio climático, que fortalezca la cohesión territorial desde el diálogo y las leyes y no promueva la confrontación y el enfrentamiento entre españoles". "Todo ello cumpliendo con los compromisos económicos y presupuestarios que derivan de nuestra firme apuesta europea", ha sentenciado.

 

Comenta esta noticia
Update CMP