16 de junio de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT
ADJUNTA AL DIRECTOR ELY DEL VALLE

¡Receta!: Créme brûlée con fruta de temporada

Atrévete con este sofisticado postre francés facilísimo y delicioso

La créme brûlée es sin lugar a dudas uno de los postres más populares de todo Francia. Se suele tomar fría en contraste con su azúcar templada recién caramelizada que se quiebra nada más introducir la cuchara aportando un fabuloso toque crujiente.

La textura de su crema es suave y cremosa con un sabor delicadamente dulce al que puedes añadir matices afrutados aprovechando las increíbles y fantásticas frutas de temporada como nísperos, melocotones, albaricoques, brevas, ciruelas, arándanos… y así personalizar el sabor de éste clásico francés a tu gusto.

Dificultad: Baja
Tiempo de preparación: 10 minutos más 35 de horneado

Ingredientes para 5 personas

- 2 tazas de nata
- 3 huevos grandes
- 3/4 de taza con azúcar blanca
- 2 cucharada de extracto de vainilla
- 1/4 de cucharadita de harina de maíz
- 3 nísperos o la fruta que elijas

Elaboración

Precalentar el horno a 180º

1. En una cazuela pon a calentar suavemente durante 8 minutos la nata junto a los nísperos o la fruta que elijas, pelada y troceada. Revuelve frecuentemente con unas varillas hasta que tome una temperatura alta pero nunca dejes que hierva.

2. Cuela el resultado por un colador de maya fina y con ayuda de un tenedor triturar el níspero todo lo que puedas para extraer su sabor y sus jugos naturales. Deja que temple.

3. En un bol mezcla los huevos, el azúcar, la maicena y la esencia de vainilla. Bate con decisión hasta que sientas que el azúcar está prácticamente disuelta.

4. Vierte lentamente la crema de nata a los huevos removiendo constante y delicadamente.

5. Corta en pequeños dados algún níspero y ponlo en la base de los moldes, cubre con la créme brûléey distribúyelos en una fuente grande de hornear.

6. Llena la fuente con agua hirviendo hasta llegar a la mitad de los moldes e introduce en el horno precalentado a 180º durante 35 minutos.

7.  Una vez terminado el tiempo de horneado retira los moldes del agua para que enfríen y después introdúcelos en el frigorífico para que enfríen por completo.

8. Corta en medias lunas el níspero y coloca encima para decorar.

9. CEspolvorea uniformemente azúcar blanca por toda la superficie y carameliza con un soplete.

En caso de no tener soplete puedes caramelizar introduciendo los moldes en el horno con el grill encendido en su máxima potencia, eso sí, presta mucha atención porque al mínimo descuido se pueden quemar-.
- Este paso debes hacerlo en el momento justo de servir ya que sí conservas tu créme brûlée de esta manera, el caramelo licuará y desaparecerá su crujiente y característica capa caramelizada-.

Ahora sí, disfruta de ésta delicada, fina y francesa crème brûlée .

Gastroamantes.com

Comenta esta noticia
Update CMP