17 de octubre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Arde Podemos Madrid: Espinar sufre la mayor humillación de su carrera

Iglesias le ha dejado claro quién manda en el partido al elegir a José Julio Rodríguez como secretario general en la capital. Ello ha reabierto la guerra con errejonistas y anticapitalistas.

A algo más de 24 horas para que concluya el plazo para la presentación de una candidatura unitaria para la Secretaría General de Podemos en la ciudad de Madrid, a Pablo Iglesias se le ha prendido un nuevo incendio de incalculables proporciones. Y de nuevo por el personalísimo empeño del líder del partido morado por colocar a dedo a uno de sus dirigentes más próximos, desoyendo el sentir de sus bases.

El terremoto en Podemos en la capital, con el ninguneo añadido al secretario general autonómico, Ramón Espinar, y el rebrote de la guerra entre pablistas, errejonistas y anticapitalistas, lo ha provocado el intento de Iglesias de imponer su dedazo para que el exJemad, José Julio Rodríguez, se convierta en el secretario general del partido en la capital, en sustitución de Jesús Montero.

A la medianoche de este sábado concluye el plazo para registrar una candidatura de consenso y al menos una corriente, los anticapitalistas de Miguel Urbán, ya se han desmarcado y han anunciado que presentarán su propia candidata, la parlamentaria de la Asamblea de Madrid, Isabel Serra.

La mayoría de los círculos madrileños no quiere ver ni en pintura al exgeneral del Ejército del Aire, un fichaje de Iglesias sin ninguna trayectoria pasada en Podemos Madrid y con escasas simpatías, más allá de las del entorno del máximo líder. Pero tampoco el errejonismo ve en el exJemad el perfil adecuado para el cargo.

Y el entorno del secretario general de Podemos en la Comunidad, Ramón Espinar, no ve con buenos ojos al militar. "Creemos que hace falta otro perfil", decía esta misma semana la portavoz en la Asamblea, Lorena Ruiz-Huerta.

Jesús Montero, hasta ahora líder de Podemos en Madrid, junto a la concejal Celia Mayer.

 

Esta nueva batalla en Podemos es, en realidad, una nueva guerra civil por el poder y ha reavivado la lucha de las tres facciones que la Asamblea de Vistalegre apaciguó tras la cómoda victoria de Iglesias sobre Errejón. Sin embargo, la debilidad de Iglesias ha ido en aumento en los últimos meses por su gestión de la crisis catalana y su estrategia  política, y en esta pelea por el liderazgo de Podemos en Madrid lo está comprobando.

La dirección de Podemos en la Comunidad de Madrid, que lidera Ramón Espinar,  asiste impotente a la batalla y ha advertido ya de posibles purgas internas. Así, Serra, que es la portavoz de la dirección autonómica de Espinar podría perder su cargo al oficializar su nueva candidatura en la capital.

La resolución de esta nueva guerra interna es decisiva para la reconfiguración de Podemos de cara a las elecciones municipales y autonómicas de 2019. El partido deberá convocar primarias y a ellas aspira a presentarse Íñigo Errejón como candidato a la presidencia de la Comunidad de Madrid. Y hay quien trabaja por que el pablismo presente una lista alternativa.

De momento, Iglesias ha vuelto a soliviantar a sus bases con el dedazo del exJemad. Y ya hay sobre la mesa nuevos nombres alternativos, como los de Carolina Bescansa, Rita Maestre y el concejal José Manuel Calvo.

Comenta esta noticia
Update CMP