Conjura en Valencia de PSOE, PP y Ciudadanos para que el 9-M sea fiesta nacional

Las tres principales formaciones españolas, junto con el partido paneuropeo Volt, presentan el Día de Europa. La iniciativa la organiza Sociedad Civil Valenciana, y la auspicia Europeístas

Los tres principales partidos españoles según los resultados de las últimas elecciones: PSOE, PP y Ciudadanos, lo tienen claro: el 9 de mayo debe de ser fiesta en toda España. Con esa rotundidad lo han manifestado tres de sus aspirantes a eurodiputado (Inmaculada Rodríguez-Piñeiro, José Manuel García-Margallo y Mayte Pagazaurtundúa) en Valencia, en un acto organizado hoy por Sociedad Civil Valenciana, que se ha desarrollado en el Ateneo Mercantil y que tenía como telón de fondo la presentación de la iniciativa Día de Europa.

En sus intervenciones, los tres ha coincidido en afirmar su respaldo y el de sus respectivas formaciones a esta propuesta que parte de la asociación Europeístas y que ya ha conseguido que Luxemburgo sea el primer país de la Unión Europea en adoptar esta medida. Volt, un cuarto partido transversal que concurre en ocho países alternando candidatos de diferentes nacionalidades y con un mismo programa, también ha participado en la cita de Valencia secundando una iniciativa que, a tenor de la firmeza con la que la han defendido los cuatro ponentes, no tardará mucho el Congreso, una vez configurado, en aprobarla. Si fuera así, en 2020 el 9 de mayo podría ser fiesta nacional.

¿Por qué el 9 de mayo? Como explicó Germán Sanz, que también participó en esta ´conjura´ en el Ateneo impulsada y presentada por Fernando Mut, presidente de Sociedad Civil Valenciana, un histórico 9 de mayo de 1950, con la denominada Declaración Schuman, se iniciaba en París el proceso que fraguaría la actual Unión Europea. Sanz, miembro de la ejecutiva de Europeístas, considera "fundamental el éxito de esta iniciativa para fortalecer un sentimiento europeo que está desarraigado en la ciudadanía".

Europeístas planteó su propuesta al Parlamento Europeo el pasado 29 de enero y consiguió que este organismo la aprobara el 12 de febrero. Pretende que sea una traslación del 4 de julio estadounidense al ámbito unionista europeo, de manera que promueva el intercambio cultural y posibilite el acercamiento entre los pueblos del continente.

En esa misma línea de promover la Unión Europea en el contexto nacional coincidieron los aspirantes a eurodiputados de los cuatro partidos que asistieron a la presentación de esta iniciativa. Maite Pagazaurtundúa, candidata de Ciudadanos, que se engloba en el grupo ALDE dentro del Parlamento Europeo, subrayó la relevancia de propagar el sentimiento europeísta. "Sin la Unión Europea estaríamos a la deriva, a la intemperie. Seríamos como un cascarón en el mar y no podríamos resistir la competencia", reflexionó.

La ya eurodiputada (concurrió en 2014 bajo las siglas de UPyD) insistió en que la importancia de asumir el Día de Europa como fiesta nacional en España "para dar voz a las iniciativas sociales y civiles, de manera que podamos hablar de todo lo que nos une. Hace falta un impulso de la ciudadanía al proyecto. Necesitamos estos símbolos (la festividad) para que la gente pueda hablar de la Unión Europea".

Por su parte, José Manuel García-Margallo, exministro, exeurodiputado y aspirante a formar parte de nuevo del Parlamento Europeo como miembro de la candidatura de PPE-PP, hizo hincapié en las cuestiones que unen a las cuatro fuerzas conjuradas en la presentación de Valencia. "Compromiso innegociable con los derechos humanos, con el estado de derecho y la división de poderes, con el multilateralismo y con la economía social de mercado", explicó, para remarcar que "nos distinguimos de los euroescépticos en que tenemos claro que Europa existe. El destino de la Unión Europea consiste en configurarse como unos Estados Unidos de Europa".

Por otro lado, la también actualmente eurodiputada y candidata a revalidar escaño, en este caso por el PSOE, Inmaculada Rodríguez-Piñero, recalcó "la importancia de celebrar lo que tenemos". Advirtió del papel crucial de las próximas elecciones al Parlamento Europeo, cuestión en la que coincidió con sus compañeros de foro, y alertó de la amenaza de "la extrema derecha y los populistas, que saben manejar muy bien los sentimientos de las personas ante el miedo a la globalización". Afirmó que "solamente desde la Unión Europea se puede hacer frente a desafíos comunes", y recordó la pérdida de cinco puntos en el peso europeo sobre la economía mundial frente a la pujanza china.

Cerró el turno de intervenciones en esta declaración proeuropeísta de Valencia Bruno Sánchez-Andrade, cabeza de lista de Volt Europa por España. Esta formación, que surgió tras confirmarse el Brexit y con el objetivo de constituir un partido "paneuropeo", debuta en los comicios del 26 de mayo. Uno de sus planteamientos estriba "en unificar temas que funcionan en unos países y llevarlos a otros". Del mismo modo, hizo hincapié en esa necesidad de unión al subrayar que "es mejor afrontar una crisis migratoria cuando tienes 500 millones de personas que con 40 millones", para asegurar que su partido representa "las nuevas ganas de vivir en Europa".

Comenta esta noticia
Update CMP