16 de diciembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Lío en el Congreso: Calvo y Lastra se enredan sobre el papel del PNV en la Mesa

Carmen Calvo, este lunes tras acreditarse como diputada en el Congreso.

Carmen Calvo, este lunes tras acreditarse como diputada en el Congreso.

La número dos del PSOE ha revelado por la mañana que negocia con los vascos la composición del órgano de la Cámara Baja. Y después la vicepresidenta la ha corregido.

El vacío de poder y las expectativas generadas tienen a la cúpula del PSOE en tensión. Y las quinielas ya están sobre la mesa: ¿Quién presidirá el Congreso? ¿Será de nuevo Carmen Calvo vicepresidenta? ¿Adriana Lastra se postula para ministra?

Cerrado el capítulo del duelo por la muerte de Alfredo Pérez Rubalcaba, los principales dirigentes de Ferraz han vuelto a la tarea con un objetivo prioritario: las negociaciones sobre la Mesa del Congreso, toda vez que la Cámara se constituirá solemnemente el próximo día 21. Y no parece que haya excesiva coordinación en el entorno de Pedro Sánchez.

Este lunes a primera hora, la vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, ha revelado en una entrevista en la SER que Ferraz ha incorporado al PNV y a ERC a las negociaciones sobre la composición del órgano rector de la Cámara.

De hecho, el portavoz del Grupo Vasco, Aitor Esteban, y Lastra, han mantenido contactos con el objetivo de hablar de temas relacionados con el arranque de la legislatura, incluida la citada composición de la Mesa del Congreso. Según han informado fuentes de la formación jeltzale, Esteban y Lastra han conversado sobre cuestiones materiales, como la ubicación de escaños, los despachos o el personal, aunque también de la Mesa de la Cámara Baja.

No obstante, no se ha llegado a cerrar nada, y los contactos proseguirán a lo largo de la semana. Pero apenas unas horas después, la vicepresidenta, Carmen Calvo, ha irrumpido en el debate matizando a su propia compañera.

Calvo ha advertido que en la nueva Mesa del Congreso no es preciso que estén representados todos los partidos, sino los que tienen más escaños, enfriando así las opciones de Esquerra y del PNV.

En declaraciones en el Congreso,  Calvo ha querido dejar claro que el objetivo del PSOE es formar "una Mesa representativa de los grandes partidos, que son los que en este momento tienen más escaños y que representan de manera plural al conjunto de la ciudadanía".

Ese diseño confirma la previsión de una Mesa presidida por el PSOE, como partido más votado, y con los otros ocho puestos repartidos entre los cuatro grandes partidos: PSOE, PP, CiudadanosPodemos, con dos plazas cada uno.

Calvo, que fue vicepresidenta del Congreso con el socialista Manuel Marín, ha querido dejar claro que en la Mesa "no tienen que estar todos los partidos" y que es en la Junta de Portavoces "donde están todos los partidos de manera constitucional y legal".

"La Mesa de Congreso no es una Junta de Portavoces bis, es un órgano distinto y ahí tienen que estar los partidos que alcancen un acuerdo entre ellos", ha indicado, corrigiendo a su compañera de filas.

Comenta esta noticia
Update CMP