23 de noviembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Huevos con falsa bechamel para enamorar a toda la familia

Podemos incluir varios huevos a la semana para disfrutar de sus proteínas, vitaminas del grupo B, y minerales como el fósforo o el potasio

Nunca unos sencillos huevos cocidos se vieron tan deliciosos y es por eso que esta receta me encanta. La transformación de uno de los alimentos más consumidos en el mundo ¡el huevo!, se convierten en tan solo uno pasos en pequeños bocados absolutamente geniales.

Seguramente desde que empezó este confinamiento te has visto en más de una ocasión pensando e intentando buscar platos que gusten a toda la familia y muchos de ellos probablemente llevaban huevo.

El falso mito de que no es bueno comer más de dos a la semana cada vez pierde más fuerza y cada vez somos más los que incluimos 4 e incluso 5 huevos a la semana para disfrutar de sus proteínas de alto valor biológico, vitaminas del grupo B, y minerales como el fósforo o el potasio. Eso sí, siempre y cuando no se tenga alguna condición o prescripción médica que indique lo contrario, comer huevos es de lo más saludable y si además, los acompañas con una ligera salsa bechamel bajísima en calorías, entonces has de saber que te encuentras ante un plato verdaderamente rico en todos los sentidos.

Dificultad: Baja

Tiempo de preparación: 30 minutos

 

Ingredientes para 4 personas

8 huevos cocidos

1 bolsa de espinacas baby

1 cebolla grande

3 dientes de ajo

jamón ibérico o serrano en lonchas

3 cucharadas de aceite de oliva

 

Falsa Bechamel

3 calabacines

1 cebolla

½ litro de leche desnatada

1 vaso de agua

3 cucharadas de aceite de oliva

sal

pimienta

nuez moscada

 

1.- Para preparar la falsa salsa bechamel pon a calentar el aceite de oliva en una cazuela, agrega la cebolla cortada en láminas y cocina hasta que ablande,. Vigila la intensidad del fuego para que no se dore demasiado y pueda cambiar el color de la crema.

Pela perfectamente los calabacines, córtalos en rodajas e incorpora. Remueve para que se cocine todo junto un par de minutos.

 

2.- Agrega sal, pimienta, la maravillosa nuez moscada al gusto, vierte la leche y el agua. Cubre con una tapadera, regula a fuego medio y mantén así hasta que los calabacines estén tiernos.

 

3.- Pasa el resultado por una batidora hasta conseguir la consistencia de una suave y ligera bechamel. Reserva.

 

4.- Pela y corta en láminas la cebolla, y haz lo mismo con los ajos. En una sartén calienta tres cucharadas de aceite de oliva y pocha suavemente los dos ingredientes durante 3-4 minutos o hasta que empiecen a ablandarse.

Después vuelca las espinacas…

…. revuelve hasta que comiencen a marchitarse…

… e incorpora dos cazos de tu cremosa falsa bechamel. Mezcla para integrar y transfiere a una fuente apta para horno.

 

5.- Corta los huevos por la mitad, disponlos sobre las espinacas, vierte más bechamel…

… un poco de mozzarella rallada e introduce en el horno precalentado a 180º durante 10 minutos o hasta que dore y funda el queso.

Termina con una finas lonchas de jamón ibérico o serrano y disfruta de una combinación ganadora perfecta para el almuerzo

Pequeños y suculentos bocados, llenos de grandes sabores.

Comenta esta noticia
Update CMP