23 de abril de 2019 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

A solas con Kim Kardashian: así es la diva de la televisión cuando nadie la ve

Kim Kardashian en la intimidad

Kim Kardashian en la intimidad

Las Kardashian se han convertido en famosas gracias a la telerrealidad. ¿Qué se esconde tras el personaje de Kim? ¿Qué pasa cuando los focos se apagan? Asi es la Kardashian más emblemática.

Kim Kardashian vuelve a protagonizar otra portada histórica para Elle. En esta ocasión, la celebrity habla a corazón abierto de cómo es su vida cuando los focos se apagan y regresa a su casa. Es en la intimidad de su hogar cuando el personaje desaparece para dar paso a la mujer. Así habla la reina de la telerrealidad: “Mi vida es caótica por eso necesito que mi casa esté en orden. Todo limpio y en su sitio”.

La máxima del orden la traslada Kim Kardashian a otros aspectos de su vida: “Si las cosas no están organizadas, me colapso. La ropa de mis hijos está marcada con etiquetas con su nombre”. En cuanto a la maternidad, la celebrity y su marido, Kanye West, son padres de North, Saint y Chi, esta última es la pequeña de la casa y llegó al mundo vía gestación subrogada. Los problemas en sus dos primeros embarazos le hicieron recurrir a esta vía alternativa para volver a ser madre.

La estrella de Las Kardashian puntualiza que Chi es enteramente hija suya y de Kane ya que fue concebida mediante inseminación de uno de sus óvulos con espermatozoides de su marido. El siguiente paso fue encontrar a la candidata cuyo vientre serviría para que la pareja cumpliera su deseo de ampliar la familia: “En cuanto la vi, sentí que era ella. Supe que podía confiar en ella”. Luego llegó la hora de seleccionar un embrión y Kim se decantó por la opción más saludable, que resultó ser una niña.

En cuanto a condiciones, Kardashian solo puso un par: “Que el ginecólogo fuera el mío y que la niña naciera en Los Ángeles, donde han nacido mis otros dos hijos”.  En relación a la alimentación, Kim era partidaria de que la gestante comiera lo más sano posible: “En este punto, no he sido tirana. Le dije, ‘Si en algún momento te apetece comerte un donut o un helado, hazlo. Quiero que te sientas bien”. Durante todo el embarazo, la celebrity acompañó a la embarazada al ginecólogo y el contacto entre ellas fue muy estrecho.

Pocas mujeres se atreverían a confesar lo que Kim Kardashian: “Odiaba estar embarazada”. Sin embargo, asegura que a pesar del rechazo que le produce el estado de gestación, estaría dispuesta a volver a repetir la experiencia siempre y cuando su salud no estuviera en riesgo, como ocurrió durante el parto de North y Saint. Eso sí, si tiene que aconsejar, recomienda optar por la maternidad subrogada. En cuanto a su matrimonio, la celebrity asegura que está en un buen momento y que ella y Kane forman un gran equipo.

 

Comenta esta noticia
Update CMP