27 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Zapatero, Madina y Bono, gurús de la consultora más cercana a Arrimadas

Zapatero, en uno de sus actos para la consultora del marido de Arrimadas

Zapatero, en uno de sus actos para la consultora del marido de Arrimadas

El entorno más próximo a la presidenta de Cs mantiene una estrecha relación profesional con el socialismo, coincidiendo con el acercamiento de Arrimadas a Sánchez, le afecte o no.

Inés Arrimadas ha dado un giro de 360 grados en Ciudadanos. En un año, su partido ha pasado de oponerse como casi nadie a un Gobierno respaldado por Podemos e intervenido por el separatismo a darle el oxígeno que necesita para agotar completa la legislatura.

Sin espacio claro en la oposición, copada por el PP en el centro y por VOX en los extremos, el cambio no es casual: si hay espacio electoral para los naranjas, será el que logren quedándose con el voto más moderado del PSOE y logrando lo mismo de las filas populares.

Lo segundo parece más difícil que lo primero, pues el PP ha apostado por no “pelear” demasiado con VOX por el votante de la derecha más “cafetera” y moverse en aguas templadas, donde se ubica la mayoría de la población española: conservadores y liberales clásicos, claro; pero también socialdemócratas moderados o socialistas clásicos alejados de un PSOE aliado con Podemos y el nacionalismo.

Jugada de riesgos

La jugada de riesgo de Arrimadas, no obstante, coincide con una circunstancia personal que aunque a la dirigente no le condicione lo más mínimo, puede suscitar recelos que en el pasado, sin ir más lejos, se los provocó a su exportavoz en el Congreso, Juan Carlos Girauta

Y es que su marido, Xavier Cima, es alto directivo de una consultora muy ligada al PSOE, hasta el punto de tener en su dirección al exdiputado Eduardo Madina y como colaboradores estrella a uno de los grandes paladines de los pactos de Pedro Sánchez, el expresidente José Luis Rodríguez Zapatero, y a otro ilustre que ha defendido las alianzas actuales de su partido en incontables ocasiones, José Bono.

 

Xavier Cima, sobre uno de los encuentros de su empresa con Zapatero

 

Cómo influya eso en Arrimadas es un misterio, aunque es bien probable que no lo haga de ninguna manera, pero lo cierto es que su entorno más próximo tiene un acento bien distinto al que tradicionalmente sostenía Ciudadanos y se concretó en alianzas electorales con el PP para frenar a lo que el partido naranja consideraba, hasta hace nada, un “peligro” para España.

Cima fue diputado de la vieja CiU y, desde su abandono del bando convergente de los Pujol, Artur Mas y compañía; se ha concentrado en su trabajo en Kreab, la firma de marcada presencia socialista que ha organizado eventos públicos con Zapatero, por ejemplo, para “explicar” a los clientes el hundimiento del PP en 2019.

Ocurrió el 29 de abril de aquel año, al día siguiente de las Elecciones Generales que Sánchez le ganó a Casado con 123 diputados frente a solo 66. Kreab reunió al expresidente con un reducido grupo de clientes VIP para “regodearse” en las claves del retroceso del PP.

 

 

Un año después, en pleno confinamiento de 2020, el propio Zapatero volvía a participar en un “Encuentro Kreab” para consolidar una relación que también implica a José Bono, responsable para la marca, por ejemplo, del análisis de las Elecciones Autonómicas y Municipales del 26 de mayo de 2019, dirigido en ese caso por Eduardo Madina y completado por otro convergente cercano a la socialdemocracia, Josep Antonio Durán i Lleida.

Muy cerca del PSOE

En ese entorno, Xavier Cima ejerce de Director de Asuntos Corporativos, tal y como recoge su ficha profesional en la consultora, donde se hace mención a su pasado político de manera genérica, sin precisar el partido para el que fue cargo público.

La relación de la empresa en cuya cúpula trabaja con el PSOE es, en fin, muy intensa, e incluye incesantes encuentros con personas ligadas a los socialistas, con las reiteradas presencias de Zapatero, Bono o la exministra socialista Cristina Garmendía y de, entre otros, de periodistas como Iñaki Gabilondo y sociólogos como Fernando Villaespín, ambos de marcado carácter progresista.

 

José Bono y Eduardo Madina, junto a Durán i Lleida en otro evento de la consultora de Cima

 

Al igual de su último fichaje como partner de Antonio San José, periodista respetado y moderado que nunca ha escondido su simpatía por el socialismo clásico. La consultora, centrada en la comunicación política y en la relación de sus clientes con la Administración Pública, también fichó al exministro Rafael Catalá, del PP, como senior advisor, y cuenta en sus filas como directivo con Miguel Ferré, exsecretario de Estado en tiempos de Cristóbal Montoro.

 

 

Incluso los lazos con el actual Gobierno son visibles, con actos como el organizado este mismo mes de julio, organizado por la matriz europea de Kreab, con la ministra de Asuntos Exteriores de Pedro Sánchez, Arancha González Laya, o Cristina Gallach, secretaria de Estado de Latinoamérica.

La firma está presidida por Eugenio Martínez Bravo, conocido promotor de la llamada “Plataforma Blanca”, que discutió en el pasado la presidencia de Florentino Pérez en el Real Madrid; y centra su actividad de crecimiento en otro ámbito bien conocido, entre otros, por José Luis Rodríguez Zapatero: Latinoamérica.

Comenta esta noticia