Diputación da 17.545€ a una obra que presenta al Papa como pedófilo en el cartel

Poder i Santedat

Poder i Santedat

'Poder i Santedat' se representa en el Teatro Principal y acumula ya varias denuncias por ofensa a los sentimientos religiosos.

La polémica parece que persigue al Teatro Principal de Valencia desde la pasada legislatura. Si antes era la ahora consellera Rosa Pérez quien se dedicaba a vetar en el Principal a quien le daba la gana, ahora el teatro es fruto de la polémica porque la Diputación de Valencia ha pagado con 17.545 euros una obra contra la Iglesia Católica que presenta en su cartel al Papa en actitud pedófila con un niño.

En concreto, la Diputación de Valencia  ha un total de 17.545 euros por la obra 'Poder i Santedat' del autor catalán Manuel Molins, según firma la diputada de Teatros, Gloria Tello, de Compromís y también concejal en Valencia. El  pago del precio se realizará en forma fraccionada.

El autor catalán Manuel Molins parece tocado por una varita mágica por los Gobiernos de PSOE y Compromís, ya que su obra se está representando a lo largo de varios teatros públicos de la Comunitat, como en Castellón, subvencionado por las instituciones. 

La obra ha levantada ya varias ampollas -va circulando un mensaje con el número del Provincial para que la gente llame a mostrar su indignación- y ayer mismo Abogados Cristianos anunciaron sendas denuncias por considerar que "ofende a los sentimientos religiosos".

La organización de juristas denuncia al presidente de la Diputación de Valencia, Toni Gaspar, al director del Instituto Valenciano de la Cultura, Abel Guarinos, así como al creador de la obra y a su director, Paco Azorín. Los acusa a todos de "un delito contra los sentimientos religiosos y a los dos primeros además de un delito de prevaricación".

Abogados Cristyianos afirma en su denuncia que "en el cartel de la pieza teatral se consuman ya los dos delitos denunciados ya que reconoce ir contra la Iglesia Católica y acusa a su máxima autoridad y a la curia romana de pederastia".

Asimismo asegura que la obra, en caso de estrenarse, supone "un ataque y una humillación, no sólo a la Iglesia sino también a la fe católica". Además, señala que "cuenta con la financiación de las arcas públicas valencianas", al haber sido coproducido y financiado por el Instituto Valenciano de Cultura y por la Diputación provincial.

La presidenta de Abogados Cristianos, Polonia Castellanos, ha denunciado que "se utiliza dinero público para financiar una obra que ofende a una gran parte de la población valenciana que se declara cristiana".

Asimismo, critica que "este tipo de ataques vengan siempre del mismo lado y vayan siempre contra los cristianos" y asegura que "si estas ofensas fuesen contra otro colectivo u otro credo, no serían permitidas".

Comenta esta noticia