17 de octubre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT
ADJUNTA AL DIRECTOR ELY DEL VALLE

¿Sabes cuánto ejercicio tienes que hacer para quemar un cruasán?

Aunque estemos en época de lucir tipo, a nadie le amarga un dulce de vez en cuando. Eso sí, conviene conocer de antemano lo que nos va a costar quitarnos sus calorías de encima.

Ponle pilas nuevas a tu calculadora porque la vas a necesitar. Saltarte la dieta en una comida o una cena con los amigos supone un esfuerzo al día siguiente para compensar las calorías consumidas. Los médicos nos han dejado más que claro que hay que comer bien y equilibrado también para adelgazar, por eso la solución no está en evitar las comidas. El auténtico secreto está en quemar mañana lo que comes hoy.

Los deportistas de élite son los que mejor conocen esta rutina por las exigencias que recaen sobre su estado físico. Cuando se permiten un "caprichito" culinario en forma de helado, por ejemplo, ya piensan en los minutos extra que tendrán de entrenamiento al día siguiente para quemar las calorías y, de paso, su mala conciencia. 

Aunque, si hablamos de los helados, tenemos que tener en cuenta que la culpabilidad se reduce enormemente por el gran valor nutricional que tiene este alimento. Contiene proteínas, vitaminas y minerales, de ahí que sea recomendable tomarlo de vez en cuando siempre sin abusar. Ten en cuenta que un helado de vainilla con dos bolas tiene aproximadamente unas 460 calorías por lo que tendrás que andar 103 minutos, correr 40 minutos o montar en bici durante casi una hora para deshacerte de él. 

Este es uno de los cálculos que maneja la Fundación de Hipercoleterolemia Familiar para saber previamente cuanto nos va a costar quemar ese alimento "culpable" con distintas actividades como caminar, correr o montar en bicicleta. Para que valores cambiar ese suculento postre por una pieza de fruta antes de que sea demasiado tarde te dejamos algunos ejemplos: 

- Comer un cruasán: 46 minutos caminando, 25 corriendo y 21 en bicicleta.

 

- Disfrutar de una chocolatina: 36 minutos caminando, 20 corriendo y 16 en bicicleta.

 

- Desayunar tres galletas: 21 minutos caminando, 11,5 corriendo y 9,5 en bicicleta. 

 

- Merendar un donut: 54 minutos caminando, 30 corriendo y 24 en bicicleta.

 

- Tomar de postre una porción de tarta de queso: 1 hora y 4 minutos de caminata rápida.

 

- Acompañar el café con un trozo de flan de huevo: 43 minutos de caminata rápida. 

Con esta información en tu memoria puede que te lo pienses mejor la próxima vez que decidas deleitarte con uno de estos alimentos prohibidos en las dietas de adelgazamiento. Si aún así no puedes resistirte, busca alternativas con menos calorías, como los polos de hielo en el caso de los helados, o reduce el tamaño de las porciones. Tu cintura sin un gramo de grasa te lo agradecerá. 

Comenta esta noticia
Update CMP