02 de diciembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Entrevista a Rafael Hernando: "Vox acabará como Cs por intentar suplantar al PP"

Rafael Hernando y Gonzalo Bans durante la entrevista.

Rafael Hernando y Gonzalo Bans durante la entrevista.

Quien fuera portavoz del PP en el Congreso con Rajoy disecciona el presente y el futuro del centro derecha para ESdiario y habla claro: a Casado le han ninguneado y es mejor que Abascal.

 

 

Ha sido concejal, senador, diputado, portavoz parlamentario y nuevamente senador. Vivió en primera persona las horas más tensas de la única moción de censura que ha triunfado en la democracia. La vivió… o la sufrió porque él era el encargado de evitar que ocurriera. Ahora ve con perplejidad el auge y, según él, la poca preparación de los nuevos partidos políticos como Vox y Podemos y sigue apostando por la única vía para echar a Pedro Sánchez de La Moncloa, la unión del centro derecha en torno a unas solas siglas, las del PP.

Usted vivió de cerca la moción de censura Sánchez contra Rajoy hace dos años y medio. El Tribunal Supremo acaba de decir que la sentencia redactada por el juez De Prada era abusiva. ¿Qué siente viendo que los argumentos que utilizó la oposición para derrocar al Gobierno, del que era portavoz en el Congreso, ahora son calificados por el Supremo como abusivos?

Por una parte, satisfacción moral. Nosotros denunciamos que todo aquello era un montaje y una farsa organizado por la izquierda con algún juez que luego intentaron recompensar haciéndole miembro del CGPJ como De Prada. Un montaje para derrocar al Gobierno. Creo que fue un golpe contra la democracia organizado y perpetrado por un grupo de personas en torno al PSOE y la extrema izquierda que había visto cómo había fracasado en las elecciones dos veces consecutivas la posibilidad de formar Gobierno. Todo aquello fue un montaje como se ha demostrado.

Desgraciadamente aquello es irreversible; las reglas de la democracia y de nuestra constitución son las que son y ahora tenemos el Gobierno que tenemos. Que tiene un defecto y una tara de origen claramente antidemocrática, porque aquello fue todo un montaje.

¿Se podía haber evitado la moción de censura? Los tiempos fueron muy ajustados: venían de aprobar unos Presupuestos con Cs y PNV, luego viene la sentencia y horas y minutos después la moción de censura. ¿Se podía haber hecho de otra manera?

El problema fue que al día siguiente de la famosa sentencia el primero que nos dejó tirados y que arremetió contra el Gobierno fue el señor Rivera que, teóricamente, era nuestro aliado principal. Ese fue el problema de origen. Rivera, porque las encuestas soplaban teóricamente a favor, decidió que el Gobierno tenía que dimitir, que esta sentencia era contra el Gobierno, cuando era una sentencia que hablaba de hechos que se habían producido hacía más de 15 años… Esto fue el inicio de la moción de censura. Claro, si tu socio fundamental te está diciendo “Rajoy tiene que dimitir, hay que convocar elecciones, tenemos que hacer un Gobierno provisional presidido por Solana o Nicolás Redondo o por Jáuregui” que es lo que propuso Rivera tras la sentencia, hizo que los demás acudieron como hienas, entre comillas, a por el Gobierno.      

Como Rivera decidió que el Gobierno de Rajoy tenía que dimitir, los demás acudieron como hienas  

El detonante fue la ambición del señor Rivera, que veía cómo las encuestas soplaban a su favor y que dinamitó la mayoría que tenía el Gobierno y esto fue aprovechado, arteramente, por la izquierda y Pedro Sánchez para alzarse con el poder. Aunque no le daba la suma tenía resortes para poder conseguirlo. Al final el PNV gobernaba en el País Vasco con el PSE y las presiones contra el PNV fueron terribles…

¿En qué momento supieron que iban a perder la moción por el voto del PNV?, ¿Tuvieron margen para cambiar el sentido de voto de los nacionalistas vascos?

Nosotros estábamos sobre aviso durante todo ese tiempo. La confirmación vino cuando Ortúzar (el presidente del PNV) llamó a Rajoy para decirle que había perdido el apoyo en el PNV y que, por tanto, su partido iba a votar a favor.

Dos años y medio después ¿tiene la sensación de que ha calado en la sociedad española la imagen del PP como un partido corrupto o cree que, tras este tiempo, esa imagen se ha restaurado?

Creo que esa imagen fue una imagen artificial montada en base a multitud de denuncias por todo el país contra distintos dirigentes, contra el propio partido… y se ha utilizado todo este tiempo de procedimiento para atacar al PP y ponerle una etiqueta. Esto resulta chocante porque el PSOE tiene muchos más altos cargos condenados, tiene muchísimos más casos de corrupción, tiene el caso más grave de corrupción de la democracia que es el caso de los ERE… Es decir, esto fue un montaje. ¿Con qué objetivo? Destruir al PP.

Multitud de denuncias contra dirigentes del PP con el paso del tiempo se han ido archivando. La última la de Ángel Acebes, en la que le imputaron por pertenecer al Consejo de Administración de Bankia cuando él, en las fechas en las que se produjeron los hechos que se enjuiciaban, no era miembro del Consejo de Bankia. Ha sido todo una fábrica de procesos judiciales, muchos artificiales, para tildar al PP de corrupto.

No es la primera vez que lo hacen, el PSOE ya lo hizo a finales de los años 90; se llamó “el mapa de la corrupción” donde el PSOE, basándose en denuncias por prevaricación contra alcaldes del PP, intentó fabricar una especie de mapa donde el PP aparecía como corrupto porque tenía causas abiertas y tenía a altos cargos imputados porque la imputación, sencillamente, es un elemento de protección, pero como interesaba destruir al PP pues se ha utilizado para etiquetar al partido.

Multitud de denuncias contra dirigentes del PP se han ido archivando. Acebes es el último ejemplo

Cuando han ido pasando los procesos, con sentencias favorables a estas personas del Partido Popular, ha habido muchos cargos rehabilitados penalmente. La situación y la sensación es otra y el cambio de liderazgo, evidentemente, ayuda.

Por cerrar este capítulo, ¿cree que es bueno que la gobernabilidad de España, por la ley electoral, siga recayendo en partidos nacionalistas cuando no se obtiene mayoría absoluta? ¿Le parece adecuado que el Gobierno de España dependa de partidos nacionalistas?     

A mí lo que no me parece nada bien es que, primero, tengamos un sistema electoral en el que la experiencia, saber hacer, no se haya tenido en cuenta. Esto es un país en el que se vota sin saber quiénes son los políticos, ni qué han hecho en su vida, si tienen experiencia o no de algo…

¿Por quién lo dice? Por poner nombres y caras…

Lo digo porque de repente nos encontramos con 70 diputados de Podemos en el Congreso y si mirabas el currículum, nadie había hecho prácticamente nada en su vida. O lo digo porque, de repente, hay un partido como Vox que obtiene 52 escaños y que son personas que no conocen el Parlamento, ni cómo funciona, ni cómo se hace una ley, nada de nada. Esto en otros países no sucede.

Nos encontramos con 70 diputados de Podemos que no habían hecho prácticamente nada en su vida

Y segundo, ¿qué problema hemos tenido con los nacionalistas? Que se han mercantilizado. Han vendido sus votos en cada votación a cambio de algo. Algo para aumentar su autonomía, para mejorar las inversiones de sus territorios… Esto es malo para el Estado y los dos principales partidos. El problema es que no hemos sabido trasladar esto a la opinión pública. Y al final en cada sitio han ido surgiendo pequeños partidos imitando a estas formaciones: Teruel Existe, Canarias, Compromís en Valencia…

Se viene al Parlamento Nacional a defender determinado territorio cuando, los diputados y senadores, representamos al conjunto de la soberanía nacional. Y esta perspectiva nacional del diputado o del senador se ha perdido, desgraciadamente. Para cambiarla por una especie de representantes de un terruño, y eso es malo. Me da igual que estén muy organizados como los vascos o catalanes, o que no lo estén. Y esto no es bueno.

Sobre el nuevo estado de alarma, ¿por qué critican que dure seis meses pero, en cambio, proponen uno que dure dos meses? ¿Lo normal no sería que un Gobierno rindiera cuentas al Parlamento que es quien debe controlarlo?

El estado de alarma debería ser ratificado cada 15 días en el Congreso…

Pero esa no es la propuesta de su partido, el PP propone dos meses.

Bueno, nosotros pedíamos dos meses pero se tendría que solicitar la prórroga cada 15 días. ¿Por qué dos meses? Porque hay que tener en cuenta criterios sanitarios no aleatorios, que es lo que hemos padecido durante este tiempo donde un día las mascarillas eran buenas, otro malas; un día los test eran falsos, otro día no había que hacer test… Bandazos que ha ido dando el Gobierno: hemos vencido o derrotado al virus, hemos doblegado la curva…. propaganda más que otra cosa. El problema es que el Gobierno toma decisiones no en base a criterios científicos sino a propaganda.

¿Por qué le hemos dicho que el estado de alarma debe de durar dos meses para limitar las actividades que favorecen el contacto entre personas? Porque se nos está muriendo la economía. Y porque dos meses es lo que falta para la campaña de Navidad, que es muy importante para el comercio, la economía y la creación de empleo. Por eso decimos, tomémonos estos dos meses en serio a ver si en este tiempo podemos volver a una cierta normalidad y afrontar la campaña de Navidad de forma que pueda recuperarse la economía.

Esto de seis meses te crea una alarma internacional brutal: un país que vive del turismo no puede decir “no venga a nuestro país durante seis meses”. No es que te cargas la Navidad, sino que también la Semana Santa y las reservas de verano.

Viendo cómo están nuestros socios europeos con esta segunda oleada, ¿cree que otro Gobierno en España hubiera hecho que nuestro país estuviera mejor o era algo inevitable viendo cómo está toda Europa?

No, creo que las cosas se podían haber hecho mucho mejor. Desde el primer momento. Los primeros que tomaron decisiones drásticas de cierre fue la Comunidad de Madrid mientras el Gobierno de España decía que no pasaba nada y que se saliera a manifestarse, que le iba la vida en ello. O que la gripe es peor que el coronavirus o que el machismo mata más que el virus. Eran los eslóganes del Gobierno en el mes de marzo a pesar de todas las alertas.

Yo recuerdo cuando tuvimos la anterior crisis con la gripe aviar. Había controles en los aeropuertos, había termómetros. A la gente en los aeropuertos se les explicaba el problema existente, se suspendieron los vuelos con China. Aquí no se ha hecho absolutamente nada. Sabíamos del problema enorme en Italia y todas las semanas había 400 vuelos a Italia de ida y vuelta. Es que las cosas se hicieron francamente mal: primero no existía el virus, luego sí existía y luego que cada comunidad autónoma se entienda con sus medidas coyunturales. No se puede actuar así, lavándose las manos porque mira lo que pasa: que iniciamos la segunda ola mucho antes que otros países.

Usted vio los orígenes, la llegada de Podemos al Congreso de los Diputados en diciembre de 2015. ¿Imaginó alguna vez que pudieran llegar al poder en diferentes gobiernos autonómicos y, sobre todo, ministerios y la Vicepresidencia Segunda del Gobierno de España?

No. No. Nunca pensé que pudieran llegar a la vicepresidencia del Gobierno, que se crearan en España cuatro ministerios para colocar a toda esta gente, que nos pudiéramos ir a un Gobierno elefantiásico para que entrara esta gente en el Gobierno. No, nunca lo pensé. Quizás porque era un ingenuo, creía en la palabra de Sánchez que como dijo tantas veces que con Podemos no pactaría de ninguna de las maneras porque no podría conciliar el sueño yo, como muchos españoles, nos lo creíamos.

El problema es que tenemos un presidente que ha hecho de la mentira su principal virtud. Y esto es terrible para un país como el nuestro que necesita credibilidad interna y externa. Lo que no se puede es estar todo el día mintiendo: lo hemos visto a lo largo de la crisis del coronavirus con todas las cosas que se han ido haciendo, con cambios de criterios permanentes.

Pero ¿le parece positivo en aras de la alternancia de poder, del entendimiento, del diálogo y las coaliciones… que Podemos esté en el Gobierno en un Ejecutivo de coalición?

Lo estamos viendo. El martes presentaron los Presupuestos. Han hecho las cuentas del gran capitán para contentar a los socios. Son increíbles. Nadie puede creerse que con un millón de parados más en España pueda aumentar la recaudación, por mucho que subas los impuestos. Es que se te caen las cotizaciones a la Seguridad Social con lo que el déficit del sistema de pensiones crece de manera extraordinaria. Se te reducen los ingresos de IRPF, cae la recaudación por el IVA, baja el impuesto de sociedades…

Por mucho que suban los impuestos al final, lo que generan, es justo todo lo contrario: que muere la economía. Los empresarios no tienen margen para ganar dinero y generar riqueza y, por lo tanto, contratar a gente. Además de que no tienen confianza porque no se fían de un Gobierno que está haciendo lo contrario que el resto de Europa. Francia, Italia, Alemania, Portugal han bajado los impuestos y, aquí, los suben. Y no los suben a los ricos. Eso es mentira… ¿Quién gana más de 300.000 euros en España?

Muy pocos…

Muy pocos miles de personas, no sé si son 7.000 personas. ¿Cree que subiendo dos puntos van a recaudar lo que dicen que van a recaudar? Eso es mentira. Van a recaudar más con el impuesto al diésel, a los plásticos, a las bebidas azucaradas y edulcoradas… Eso sí. Pero, ¿quién lo paga? Y ¿quién paga el IVA de las mascarillas? Al rico le importa un carajo, a quien le perjudica es a las clases medias y a las que menos renta tienen.

¿Cree que Europa los va a aprobar o alberga alguna esperanza de que los vete?

Creo que Europa los va a denunciar, como ya denunció con el anterior plan y que la propia Comisión Europea dijo que eran inviables. Los va a analizar. Porque no puedes presentar unos Presupuestos en los que dices que vas a recaudar más con una bajada de la actividad como la que tenemos. Oiga, si tenemos el sector turístico destruido, que es el 13% del PIB, si tenemos el sector del automóvil francamente malherido, si los bienes de equipo y las exportaciones también afectados… cómo pueden decir que se van a generar más ingresos sólo con las subidas de impuestos. ¡Eso es mentira! Lo que hay que hacer es impulsar la actividad económica, generar confianza para que la gente cree empleo, bajar impuestos para que la gente se lance a la aventura a generar puestos de trabajo o estás muerto.

¿Qué le parece el papel de Ciudadanos? Pasó de ser el primer partido según las encuestas en mayo de 2018. En abril de 2019 obtuvo casi 60 diputados. En noviembre 10. Se ha ido Rivera y ahora con Arrimadas han apoyado el estado de alarma, veremos qué hacen ahora y si apoyan los Presupuestos. ¿Qué futuro le augura a este partido?

Decía Margaret Thatcher que cuando uno se pone en medio de la carretera o le atropella el que va o el que viene. Y este es el problema que ha tenido Ciudadanos. Ha querido suplantar al PP y ha fracasado. Y ante sus electores esto ha generado desconfianza y han salido huyendo del partido porque lo han visto poco útil.

Los votantes del PP son como la afición del Real Madrid. Cuando tiene un fracaso quieren acabar con el entrenador o con los jugadores

Ahora tenemos otro partido que ha intentado ocupar ese espacio que intentó ocupar Albert Rivera. Intentando ser el PP en vez del PP. Me refiero a Vox. Y le pasará lo mismo. En España o somos capaces de reconstruir el espacio del centro derecha o gobernará Sánchez en coalición o sin coalición. Fue algo, una conquista histórica de Aznar en 1989 reagrupando todo el centro derecha. O vamos a algo similar a aquello, que lo intentamos en las elecciones con España Suma, o no tendremos grandes posibilidades. Creo que la gente cada vez es más consciente de eso. Que tiene que reagrupar su voto en torno al partido que tiene opciones de ser una alternativa, es decir, el PP.

Pero ¿usted entiende a los votantes que en su día se fueron a Ciudadanos y a los que se han ido a Vox? ¿Si se pone en su piel, entiende sus motivos?

Entiendo que la gente se enfada. La afición o votantes del PP me recuerda mucho al Real Madrid. Cuando tiene un fracaso todos quieren acabar con el entrenador o con los jugadores… en el PP nos pasa igual. Tenemos una afición muy crítica…

Muy exigente.

Muy exigente. Eso está bien. Pero hay que saber que al final ese cabreo o enfado lo que hace, yéndote a otros sitios, es favorecer al adversario. Y eso no es positivo. Creo que ha habido mucha gente que ha votado a esas opciones porque en su momento entendió que no éramos una alternativa capaz de ganar al PSOE. Creo que desde el debate de la moción de censura ha cambiado y va a cambiar más.

Casado se ha consolidado como un líder del centro derecha cualificado. Ha demostrado que es un parlamentario superior a Abascal, lo vimos el otro día cuando Abascal se sube a la tribuna absolutamente noqueado y no sabe qué decir, ni por dónde andarse porque no lo había preparado. Y esto lo han visto muchos ciudadanos. Y cada vez más veremos cómo a Casado se le da la entidad que le pertenece. A Pablo se le ha ninguneado demasiado sin conocer sus características… quizás por ser demasiado joven, por ser poco conocido o por la situación interna del partido.

¿Se esperaba el discurso tan contundente de Casado contra Vox, contra Abascal?

Había llegado el momento. La propia moción de censura en sí misma era todo un fraude. Pretendía machacar al PP porque evidentemente a Sánchez no le iba a tumbar. No sé si algún forofo de Vox se creía que la moción era para derribar a Sánchez. Es una cuestión matemática y la aritmética parlamentaria hace que Sánchez tenga más socios que los 175 que necesita.

Pero hay encuestas tras la moción de censura que dice que el PP sube en intención de voto, y Vox también…

Evidentemente te ha dado tribuna. Pero hay que ver si es coyuntural o no. Pero la moción estaba planteada para hacer crecer a Vox, que era el protagonista, como en su día lo hizo el señor Iglesias: intentar dar protagonismo a Podemos. Pues ahora Abascal intentó dar más protagonismo y chance a Vox. Iglesias fracasó en aquella moción de censura y creo que Abascal se ha equivocado.

Dice que fracasó Iglesias… a nivel electoral nunca ha vuelto a sacar un resultado como el que tenía antes de la moción de censura que planteó.

No, no. Nunca. Porque al final también te retratas. La semana pasada pudimos ver que el señor Abascal no cree en la Unión Europea tal como está, a pesar de que la UE es la que nos está amparando ante los abusos del Gobierno Sancheztein, y que hacía unos planteamientos en algunas cuestiones francamente radicales o extemporáneas. Se convirtió en el centro de la noticia pero luego te desinflas, como le ocurrió a Iglesias.

Porque la moción de censura es un elemento constitucional que lo que pretende es plantear una alternativa de gobierno, un candidato alternativo a la Presidencia del Gobierno y un programa electoral. Y eso no lo hizo, como no lo hizo tampoco en su día el señor Iglesias. O como tampoco lo hizo Sánchez, lo que pasa es que Sánchez dijo que presentaba la moción para convocar elecciones con un objetivo. Luego no lo hizo. Estuvo un año intentando intervenir lo máximo posible como con RTVE.

Cuando usted era portavoz en el Congreso se le consideraba, al igual que ahora a Adriana Lastra en el PSOE, como el poli malo, el rottweiler del partido. No sé qué tal llevaba bien esa etiqueta…

Hombre, a mí esto de que me comparen con Lastra, la verdad, me deja un poco…

No bueno, no quería comparar, es por el rol que ejercen. El caso es que ahora usted está muy presente en Twitter y ha calificado en los últimos meses en esta red social: a Sánchez “mentiroso” y “fraude”; a Iglesias “coletas” y “moñas”; a Vox “populistas sin principios” y que tuvieron una “rabieta patética” y de Fernando Simón que “decía estupideces a diario”… ¿Por qué utiliza usted estos epítetos? ¿Se arrepiente usted?

Nooo. Bueno… Son epítetos cariñosos.

Ah, cariñosos…

Cariñosos. Por otra parte, son descripciones, no pasa nada. No hay que tomárselo a mal. Que Sánchez miente es una cosa que no hay que ir a Harvard para demostrarlo. Y el fraude es porque tiene un doctorado que es fraudulento. Y porque ha convertido el fraude, la mentira, el engaño… en algo habitual de su forma política. Lo de “el coletas” le conocen todos por coletas. Es una forma popular de hablar. Y ahora moñas porque se ha hecho una moña.

Por cierto, con Vox y con Ciudadanos muy probablemente están condenados a entenderse para poder gobernar. ¿Cree que en un futuro va a ser posible el diálogo?

Creo que el centro derecha lo que tiene que hacer es sumar preelectoralmente. Especialmente hacerlo de forma inteligente. Hay veces que la fragmentación te ayuda y otras te destruye. Aquí en el Senado, si Vox en vez de presentar un candidato no hubiera presentado ninguno o hubiera aceptado la oferta de Pablo Casado de España Suma, pues tendríamos mayoría absoluta el centro derecha. La presentación de ese candidato en muchas circunscripciones sirvió para que al menos 22 senadores del PP no obtuvieran escaño y lo obtuvieran 22 del PSOE.

El centro derecha tiene que sumar preelectoralmente

Pero en el Congreso ocurre también. En las circunscripciones pequeñas o metes un diputado o tu 10-15% de intención de voto lo tiras a la basura. Y, ¿a quién beneficia? A la izquierda. Lo que tiene que hacer la gente es analizar la capacidad la importancia de su voto y destinarlo con criterio inteligente y no visceral. Y los propios dirigentes alcanzar acuerdos estratégicos y fomentar y favorecer un espacio de centro derecha que es la que tiene que ser la alternativa real al Gobierno Sancheztein.

Último minuto de entrevista. Le propongo un test rápido. Le enumero una serie de personajes y usted me dice lo primero que le viene a la cabeza.

Mariano Rajoy.

Un gran presidente.

José María Aznar.

También fue lo mismo.

Pablo Iglesias.

Un fraude.

Santiago Abascal.

Un líder extremo.

Pedro Sánchez.

Una desgracia, una calamidad para España.

Juan Carlos I.

Un gran Rey. El mejor rey que hemos tenido.

Felipe VI.

Lo está haciendo muy bien. Ha consolidado la monarquía como una institución constitucional. Le queda mucho por delante.

Soraya Sáenz de Santamaría.

Una gran mujer y una vicepresidenta extraordinaria.

Pablo Casado.

La alternativa real al Gobierno de izquierda. El futuro presidente de España.

Rafael Hernando.

Un político que ha hecho del servicio a los demás su profesión. Creo que la política es el mejor camino para servir a los demás. Y así lo he vivido.

Comenta esta noticia
Update CMP