23 de noviembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El juez manda a Iglesias al Supremo para que le investigue por tres delitos

Pablo Iglesias en el Senado, en una imagen de archivo

Pablo Iglesias en el Senado, en una imagen de archivo

El 'caso Dina' se le está envenenando al líder de Podemos. De ser perjudicado puede llegar a estar imputado por el Supremo por denuncia falsa.

El juez de la Audiencia Nacional, Manuel García Castellón, no se cree la versión de Pablo Iglesias sobre el 'caso Dina'. Nunca se ha creído que fuese perjudicado y ahora va mucho más allá y ha remitido un escrito al Tribunal Supremo para que le investigue por tres delitos: daños informáticos, revelación de secretos y denuncia falsa.

El titular del Juzgado Central de Instrucción número 6, que investiga el robo del teléfono móvil de Dina Bousselham y el posterior uso de los archivos que contenía, remite al alto tribunal la instrucción de la pieza en contra del criterio de la Fiscalía Anticorrupción, quien aún no ha recibido notificación.

 La exposición razonada incluye también a la directora de los servicios jurídicos de Podemos María Gloria Elizo y a los letrados de esta formación Marta Flor Nuñez y Rául Carballedo, así como a la propia ex asesora Dina Bouselhan y Ricardo Dasaferreira, estos dos últimos por falso testimonio.

El auto del juez parte de la premisa de que Iglesias "ocultó a Dina Bousselham la posesión de la tarjeta de memoria", algo que él ya admitió y que justificó alegando que solo pretendía proteger a su asesora.

También señala que una vez que el dispositivo fue devuelto, ya estaba deteriorado, por lo que el juez quiere que el Supremo aclare las razones que llevaron a la destrucción de la tarjeta, lo que podría constituir un delito de daños informáticos.

De hecho, el escrito señala que "llama la atención" que Iglesias "mantuvo la tarjeta en su poder, sin poner, como mínimo, este hecho en conocimiento de la titular de la tarjeta, pese a ser consciente de todo lo anterior, y observar el contenido de la tarjeta, teniendo en cuenta el carácter particularmente degradante y vejatorio que el hecho tenía para Dina Bousselham".

Una vez que se ha conocido el auto, las reacciones se ha sucedido de forma inmediata. De hecho, el presidente del PP, Pablo Casado, ya ha pedido a Sánchez que cese "de inmediato a su vicepresidente Iglesias", ya que "debe cumplir la misma vara de medir que exigía en su moción de censura".

Comenta esta noticia
Update CMP