27 de junio de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT
ADJUNTA AL DIRECTOR ELY DEL VALLE

7 planes para hacer en Valencia durante las Fallas

Si vas a visitar Valencia estos días, además de disfrutar del ambiente fallero también puedes aprovechar para hacerle un hueco a alguno de estos estupendos planes que te proponemos

No perderse ni un solo detalle de todo lo que envuelve a la fiesta de las Fallas puede resultar agotador. Si tras varios días de intenso "tute" fallero en Valencia te apetece desconectar durante unas horas de la pólvora y los ninots, atento a estos siete planes diferentes que te proponemos desde EsdEstilo:

 

1- Comer buñuelos en Santa Catalina (Plaça de Santa Caterina, 6)

Esta horchatería es una de las más antiguas de Valencia. Su ubicación, muy cerca de la Catedral y de la Plaza Redonda, la convierte en el lugar perfecto para tomarte un chocolate caliente o una horchata. No dejes de probar sus buñuelos de calabaza crujientes mientras echas un vistazo a la cerámica que decora las paredes: es de Manises. 

 

2- Visitar los frescos de la iglesia de San Nicolás, la "Capilla Sixtina valenciana" (Carrer dels Cavallers, 35,)

No es cuestión de comprar la obra de Dionís Vidal con la del maestro Miguel Ángel pero los 2.000 metros cuadrados de bóvedas, nervios y columnas poco le tienen que envidiar en belleza a la representación vaticana. Los cuatros años de restauración y los 4,7 millones de euros que sufragó la fundación privada de Hortensia Herrero merecieron la pena. Entre todos los frescos intenta descubrir la narración sobre los milagros de San Nicolás, que dio el origen al mito de Santa Claus, que aparece en sus paredes. 

 

3- Dar una vuelta por el Mercado Central (Plaça de la Ciutat de Bruges, s/n)

El portal de opiniones Tripadvisor sitúa esta visita como uno de los "imprescindibles" si visitas la Ciudad de las Flores. Los turistas lo saben, así que no te asustes si entre los puestos encuentras grupos de asiáticos con sus cámaras en mano. Aun así, su interior recientemente restaurado es tan amplio que nadie se molesta. Los locales acuden a comprar productos de la huerta, aunque lo que más llama la atención a los foráneos son las anguilas vivas para cocinar la receta del tradicional all i pebre. 

 

4- Paseo en catamarán para ver puesta de sol con copa de cava

Si te gusta el mar esta es una experiencia que deberías probar al menos una vez en la vida solo o acompañado. El puerto de Valencia te da la oportunidad de ver una puesta de sol única e irrepetible de las aguas cristalinas de la costa valenciana. El paseo dura 1 hora y media y el barco fondeará mientras el sol baje poco a poco hasta desaparecer tras las montañas. Brindar por un día más y los que vendrán será lo único que te importe en ese instante. El precio es competitivo, ronda los 20€ por persona, en función del tipo de barco que elijas. 

 

5- Pasear por el Palacio del marqués de Dos Aguas (Rinconada Federico García Sanchiz, 6)

En su interior aún podemos observar  las carrozas del siglo XVIII y los salones decimonónicos con su decoración original, recientemente restaurada, mientras que la segunda planta acoge el Museo Nacional de Cerámica González Martí, con una importante colección de piezas desde la Antigüedad a los más modernos diseños. Abre de martes a sábado de 10.00 a 14.00 y de 16.00 a 20.00 horas, y los domingos y festivos de 10:00 a 14:00 horas.

 

6- Curiosear por el mercadillo de El Cabañal

Situado en el antiguo poblado marítimo de El Cabañal, se trata de un mercadillo de venta ambulante realmente espectacular con 568 puestos en los que encontrarás todo tipo de productos, desde fruta y verdura hasta antigüedades pasando por ropa, calzado, plantas, artesanía. Abre los jueves y su horario es de 09:00 de la mañana hasta las 14:00 de la tarde. La Empresa Municipal de Transporte(EMT) dispone de 2 líneas ( la 21 y la 22) que te dejan en el mismo Mercado. Por otro lado, todos los viernes podemos encontrar el Mercado de La Malvarrosa, muy parecido al de El Cabañal, pero en versión reducida. Se ubica en las calles Lanzarote y Berenguer de Montoliu.

 

7- Subir al Micalet

Estar en valencia y no subir al Micalet es como estar en Pisa y no subir a su famoso campanario. El Micalet también es un campanario de base octogonal y estilo gótico valenciano, que forma parte de la catedral. Sus  50,85 metros de altura,  son todo un reto ya que hay que subir por una estrecha escalera de caracol que parece interminable, aunque llegar arriba y contemplar las vistas merece la pena. 

 

Comenta esta noticia
Update CMP