16 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

"Operación Casado": el PP intenta que Rajoy acelere la designación de candidatos

El comité de dirección del PP del pasado lunes.

El comité de dirección del PP del pasado lunes.

A 16 meses de las elecciones municipales y autonómicas y con el viento a favor de C's desde las baronías llegan señales para que el presidente esta vez no se eternice con sus famosos tiempos

Mariano Rajoy mantuvo el lunes una reunión más larga de lo habitual con su comité de dirección y que además fue la primera sin su jefe de Gabinete, Jorge Moragas -a punto de emprender su mudanza a Nueva York como embajador de España ante la ONU-.

En ella los populares constataron la necesidad de engrasar cuanto antes la maquinaria electoral, a escasos 16 meses de unas elecciones municipales y autonómicas cruciales para el PP, dado el desgaste de Rajoy y el empuje de Ciudadanos.

De hecho el próximo lunes el presidente reunirá a su Junta Directiva Nacional, máximo órgano entre congresos, para ponerse en marcha; y lo hará en un ambiente de pesadumbre tras el mal resultado cosechado en Cataluña. Por más que el jefe de filas de los populares intentara poner paños calientes sobre el voto útil a Inés Arrimadas.      

No conviene perder ni un minuto, eso es algo en lo que coinciden todos en el PP. Pero los famosos tiempos vuelven a ser, como siempre, decisión exclusivamente de Rajoy. Y entre los populares se extiende la inquietud por que "Mariano haga de Mariano" y posponga los nombramientos hasta la hora crítica. 

¿Hará 'Mariano de Mariano' y volverá a retrasar la designación de sus candidatos?

En las baronías son mayoritariamente partidarios de que su jefe de filas designe y proclame a los principales candidatos en primavera, para disponer de un año entero para abonar el terreno electoral.

Sobre todo porque en las elecciones de 2019 habrá mucha renovación, incluyendo caras nuevas en algunas de las principales plazas.  Empezando por Madrid, donde Pablo Casado sigue bien posicionado para ser el candidato.

Pero también, entre otras, en Valencia, donde la rumorología gira en torno a la exconsejera María José Catalá -tras autodescartarse Esteban González Pons-; en Málaga, donde Francisco de la Torre podría dar un paso al lado; en Sevilla, donde el portavoz del PP en el Ayuntamiento, Beltrán Pérez, ya se ha postulado por lo que pueda pasar pero no tiene la partida ganada; en Valladolid, donde no hay siquiera candidato a candidato; y en Santander, tras el salto de Íñigo de la Serna a la política nacional. 

En 2015 Rajoy apuró los tiempos, y de qué manera. En Madrid designó a Cristina Cifuentes -Comunidad- y Esperanza Aguirre -Ayuntamiento- apenas dos meses y medio antes de la cita con las urnas, entre fuertes críticas por la tardanza.

Esta vez los populares esperan que sea distinto. O lo desean al menos. Sobre el papel, el objetivo que se ha marcado la Secretaría de Organización de Fernando Martínez Maillo es tener el grueso de las candidaturas entre marzo y octubre. De momento, largo lo fían, a la espera de acontecimientos. Y de Rajoy.

Comenta esta noticia
Update CMP