19 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Un tuit arruina las vacaciones de Iglesias y Montero al desvelar su escondite

Iglesias y Montero han decidido suspender sus vacaciones en Asturias.

Iglesias y Montero han decidido suspender sus vacaciones en Asturias.

El vicepresidente y la ministra de Igualdad han decidido suspender su estancia en la comarca de Lena después de que este fin de semana se publicara la ubicación exacta de su refugio.

Pablo Iglesias e Irene Montero han decidido suspender sus vacaciones apresuradamente después de que se publicara con pelos y señales cuál era el refugio de verano de la pareja y sus tres hijos: Felgueras, en Asturias. 

Según el entorno del vicepresidente segundo, citado por La Sexta, éste y la ministra de Igualdad han tomado la decisión tras percatarse de que había personas de extrema derecha merodeando por las inmediaciones y algunas pintadas cerca de la casa rural en la que se hospedaban desde el pasado viernes. 

Al poco de llegar empezó a extenderse por la comarca el rumor de que el socio de Pedro Sánchez y su familia estaban en Asturias de vacaciones. El sábado por la tarde una simpatizante de Vox (hace gala de ello en su perfil), de nombre Soledad y natural de la zona, publicó en Twitter este mensaje que ya ha borrado: 

 

Y el domingo los dos principales diarios, La Nueva España y El Comercio, hicieron saltar definitivamente la liebre al ubicar a la pareja en Felgueras, en la comarca de Lena. 

La vivienda es propiedad de la familia de Enrique Santiago, secretario general del PCE y diputado de Unidas Podemos en el Congreso. Un hombre que no hace mucho protagonizó un enfrentamiento a las puertas del chalet de Galapagar con quienes diariamente se concentran ante la casa de Iglesias y Montero desde mayo. 

La respuesta de Santiago cuando los periodistas le preguntaron fue: "Están en una visita privada, no tiene nada que ver con su agenda pública. Id a buscar a otros, al presidente de Asturias, Barbón, a Adriana Lastra o a Carcedo, que también andan por ahí", afirmó. "Llevan cuatro meses acosados en su casa por la extrema derecha de este país y vienen buscando tranquilidad".

Pero la mecha ya estaba prendida y la noticia se extendió como la pólvora. Ante el revuelo, la familia Iglesias Montero ha decidido cortar por lo sano, cuando en teoría iban a estar en Lena una semana. Se quejan de que no podían ni dar un paseo con sus hijos. 

Comenta esta noticia